Cabecera Web Coria-Caceres Logo sinodo Logo Diocesis Coria-Caceres
ACTIVIDADES
<< Noviembre 2019 >>
L M X J V S D
123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930



Síguenos en:
Facebook Diócesis Coria-Cáceres
Twitter Diócesis Coria-Cáceres
Instagram Diócesis Coria-Cáceres
Homenaje al obispo Porras y Atienza (1627-1704) en Cabra (Córdoba)

El pasado sábado 7 de septiembre tuvo lugar en Cabra una Jornada en recuerdo y homenaje al que fuera obispo de Coria D. Juan de Porras y Atienza, nacido en dicha ciudad cordobesa el 6 de enero de 1627. La convocatoria ha sido iniciativa de la Asociación Cultural “Dionisio Alcalá Galiano”, con la colaboración del Ayuntamiento de Cabra y del Cabildo Catedral de Coria-Cáceres. Asistieron representantes del Cabildo, de las autoridades locales y de la Armada española.

En la Parroquia de la Asunción y Ángeles, nuestro obispo D. Francisco Cerro Chaves, presidió una celebración eucarística aplicada por Porras y Atienza y otro egabrense ilustre: el marino D. Dionisio Alcalá Galiano (1760-1805), célebre por su heroica actuación y muerte en la batalla de Trafalgar.

Después de una visita a lugares especialmente representativos de la ciudad, el canónigo D. Ángel David Martín Rubio dio una conferencia titulada «Juan de Porras y Atienza, un egabrense obispo de Coria y su obra en Las Hurdes». El acto se desarrolló en el patio del Museo Arqueológico Municipal y terminó con un concierto por un dúo de jóvenes egabrenses, Celia Castro Roldán, saxofón alto y Julián García Ariza, piano.

Ángel David Rubio impartiendo la conferenciaD. Juan de Porras fue canónigo magistral en Coria y Cádiz. Consagrado obispo de Ceuta el 12 de mayo de 1681, ejerció también la vicaría general de la Armada. Trasladado a la sede episcopal de Coria en 1684, promovió la construcción de un palacio en la localidad salmantina de Lagunilla (entonces perteneciente a su diócesis) con el fin principal de atender más fácilmente desde allí al territorio de las Hurdes. Emprendió la visita de cada una de aquellas alquerías enseñando el catecismo y dejando el óbolo de su caridad al tiempo que trataba de fomentar la idea de las ventajas que resultarían si los habitantes de la comarca se agrupaban en varios pueblos.

Firme en su propósito de mejorar la vida y asistencia espiritual de los hurdanos, erigió tres nuevas parroquias: Vegas de Coria, Cambroncino y Martinebrón. Por los mismos años, cuidó de construir varios puentes que facilitaran las comunicaciones en la zona, reparó los palacios episcopales de Coria y Cáceres y ordenó unas intervenciones en los baños que dan nombre a la localidad de Baños de Montemayor que merecieron este elogio del infatigable viajero Antonio Ponz casi un siglo después: «hizo al público la caridad de cerrarlos, y cubrirlos con sólidas paredes, y bóveda, procurando que los enfermos lograsen esta comodidad, de que carecían antes».

Al venir a Coria, el Obispo trajo a su hermana Dª. Aldonza de Porras y Cifontes que fijó su residencia en Lagunilla. Tan amante de los pobres como su hermano, levantó un hospital bajo la advocación de santo Domingo de Guzmán con destino a enfermos necesitados de la diócesis. D. Juan de Porras lo organizó jurídicamente y señaló para dotarlo rentas procedentes de los bienes de su hermana y de los suyos propios. Durante siglos, fue el único hospital próximo al territorio hurdano.

El 28 de julio de 1704 fallecía en Lagunilla y fue enterrado junto a su hermana en una modesta sepultura delante de la capilla mayor de la iglesia parroquial. Ambas tumbas estuvieron cubiertas con su respectiva losa de cantería e inscripciones que desaparecieron en las reformas sufridas por el templo y su memoria quedó perpetuada en una lápida conmemorativa.

El epitafio original, además de recordar su paso por el episcopado de Ceuta y Coria, le daba el apelativo, sin duda más glorioso para él, de «padre de los pobres» y concluía con el adagio latino «abiit non obiit, No murió, se fue». Que el recuerdo de D. Juan de Porras permanece vivo lo demuestran estos actos conmemorativos que se han llevado a cabo en Cabra y que no dudamos darán paso a futuros reconocimientos de un hombre excepcional cuyo cuerpo espera la resurrección de la carne en las inmediaciones de la tierra de las Hurdes que tanto amó.

Cabildo Catedral de Coria-Cáceres

Escrita el día: 13-09-2019 por Cabildo Catedral

SIGUIENTES NOTICIAS
María de Guadalupe, la mujer cooperante el día 13-09-2019
Casar de Palomero acogerá la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado el día 13-09-2019
Ordenación sacerdotal de Alfonso José Filiberto el día 13-09-2019
Plasencia acoge el congreso de la asociación de archiveros de la iglesia en España el día 17-09-2019
Cáritas interparroquial de Coria pone en marcha un taller de alfabetización y autonomía personal el día 17-09-2019
Delegación de Medios de Comunicación Social | Aviso Legal y Política Privacidad | LGPD
Casa de la Iglesia. C/ General Ezponda, 14; 10003 Cáceres. Tlf. (+34) 927 62 73 38
Obispado de Coria-Cáceres. Pza. de Santa María, 1; 10003 Cáceres. Tlf. (+34) 927 24 52 50