Cabecera Web Coria-Caceres Logo Diocesis Coria-Caceres Acceso correo Ionos Facebook de la Diócesis de Coria-Cáceres Twitter Diócesis Coria-Cáceres Instagram Diócesis Coria-Cáceres
ACTIVIDADES
<< Agosto 2020 >>
L M X J V S D
12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31



Pan de la palabra
Sentidas celebraciones de despedida a Mons. Francisco Cerro Chaves

Cercanía, entrega a los más pobres y confianza en Dios. Estas han sido las claves que el obispo administrador apostólico de la Diócesis de Coria-Cáceres ha querido transmitir en su despedida de la Diócesis, tanto en Cáceres como en Coria.

El sábado 15 de febrero, en Cáceres más de 80 sacerdotes del presbiterio diocesano, diáconos, Institutos de Vida Consagrada, asociaciones y movimientos apostólicos, familiares y amigos, acompañaron a Mons. Francisco Cerro Chaves en una ceremonia que servía como despedida de la ciudad de Cáceres y también de la zona sur de la diócesis. A la celebración acudieron además diversas autoridades civiles, militares y judiciales de la provincia y de la región.

En una celebración sencilla, tal y como había pedido el prelado, en la que puso la nota musical la Coral de Santa María bajo la dirección de Eulalio Acosta y tras escuchar el Evangelio en el que Jesucristo recuerda a sus discípulos que ya no les llamará siervos, sino amigos, Monseñor Francisco Cerro quiso precisamente agradecer a todos su colaboración y destacó que él ha intentado entregarse en la diócesis, “siempre digo que hay que entregar la vida donde Dios te siembra”.  

Quiso sintetizar su mensaje en “Corazón de Jesús, Evangelización y los Pobres”, el mensaje que forma parte de su Escudo Episcopal. Su alegría ha estado siempre en el Corazón de Jesús: “nunca me ha fallado, el Señor nunca te falta, así lo hemos cantado en el Salmo”. También aprovechó para agradecer la entrega de todos: “no existe más que una pastoral con corazón”, sentenció el obispo administrador apostólico, que quiso agradecer a todos: vicarios, delegaciones, secretariado y demás colaboradores su aportación en estos años.

También destacó la humildad que aprendió siguiendo el corazón de Jesús. “No hemos hecho todo lo que teníamos que hacer y habremos hecho cosas mal” se sinceraba el prelado a la vez que manifestaba su confianza en una diócesis que estaba muy “viva” cuando llegó y que va a “seguir funcionando”.  

Por último añadió sobre su nueva misión en Toledo, a una diócesis que no es desconocida para él y en la que pretende hacer lo mismo que en Coria-Cáceres: “siempre me ha movido una profunda confianza en el Señor, por eso soy inmensamente feliz. No confío mucho en mis cualidades, siempre he dicho que Dios no elige a los capaces sino que capacita a los que elige, en ese sentido estoy inmensamente feliz. Solo quiero pasar la vida sirviendo especialmente a los más pobres, los preferidos del Corazón de Jesús”.

Precisamente sobre su entrega y cercanía hablaba el Vicario General, D. Diego Zambrano, al final de la celebración, en nombre del presbiterio y de los presentes agradeciendo que siempre haya  “intentado estar cerca de los sacerdotes, sobre todo de aquellos que lo han pasado mal por la enfermedad” y “siempre nos ha animado a ver las cosas con los ojos de Dios”, “un pastor que en momento ha sabido ir delante del rebaño para pastorear la Iglesia de Dios, dispuesto también a caminar en medio y detrás del rebaño”. Su ministerio ha sido “un oficio de amor”.

Al finalizar la celebración, una larga fila de personas precisamente aprovecharon la oportunidad para ofrecerle unas últimas palabras de agradecimiento por tantos años de entrega e impulso evangelizador.

El mismo esquema se repetía en Coria, el domingo 16 de febrero donde, debido a las obras de la catedral, la cita se trasladó a la plaza del Palacio del Obispo. Allí, bajo una carpa, se reunieron más de 700 personas con la participación musical de la Coral Cauriense. A la celebración acudió la corporación municipal del ayuntamiento de la localidad y al finalizar la Eucaristía, la cofradía de Ntra. Sra. de Argeme le hizo entrega de un obsequio, una imagen de la Virgen para que tenga siempre presente a la patrona de la diócesis. Tras la intervención del Vicario General, también tomó la palabra D. Julián Carlos Pérez, Vicario de la Zona norte y los arciprestes de la zona le entregaron unos azulejos con la imagen del Sagrado Corazón de Jesús. El Vicario de la Zona Norte se dirigió también a los fieles presentes y explicó que la diócesis se queda ahora sin pastor de forma temporal, no queda “parada”: “tenemos que terminar el jubileo de la Cruz Bendita de Casar de Palomero, tenemos las orientaciones pastorales del Sínodo y los resultados del Congreso Nacional de Laicos que ha terminado hoy”, sentenció el Vicario de la Zona Norte.

Al finalizar la celebración, los presentes no quisieron marcharse sin antes despedir al que ha sido su pastor durante más de 12 años.

Escrita el día: 15-02-2020 por Medios de comunicación

SIGUIENTES NOTICIAS
Vida Ascendente participa en el Congreso Internacional de Mayores el día 17-02-2020
Despedida del Claustro del ISSCCRR del Obispo Administrador Apostólico el día 17-02-2020
Procesión de las antorchas de la Hospitalidad de Lourdes el día 17-02-2020
Cáritas crea un espacio de autoinformación para personas desempleadas el día 17-02-2020
Hoy entrevistamos a... el día 17-02-2020
Delegación de Medios de Comunicación Social | Aviso Legal y Política Privacidad | LGPD | Mapa Web
Casa de la Iglesia. C/ General Ezponda, 14; 10003 Cáceres. Tlf. (+34) 927 62 73 38
Obispado de Coria-Cáceres. Pza. de Santa María, 1; 10003 Cáceres. Tlf. (+34) 927 24 52 50