Cabecera Web Coria-Caceres Logo Diocesis Coria-Caceres Acceso correo Ionos Facebook de la Diócesis de Coria-Cáceres Twitter Diócesis Coria-Cáceres Instagram Diócesis Coria-Cáceres
ACTIVIDADES
<< Noviembre 2021 >>
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930



Instrucciones para añadir calendario en Google

Pan de la palabra
La prisión, tierra de María

“porque ha mirado la humillación de su esclava” (Lc 1, 48)

Con motivo del día 24 de septiembre, viernes, en el que se celebra la festividad de Nuestra Señora de la Merced, Patrona de Instituciones Penitenciarias, se han llevado a cabo una serie de actividades en el Centro Penitenciario de Cáceres ubicado en la calle Arroyo Valhondo, 1.

No concernía a un solo día la efeméride, se desarrolló en una semana, del 17 al 24 de septiembre, llena de ilusión y de pasión por los más olvidados de la sociedad, tal como esgrimía el XIV Sínodo diocesano en su documento segundo titulado “El Compromiso Social y Caritativo de la Iglesia en la Sociedad de Hoy”, donde se preguntaba ¿quiénes son los pobres y qué rostros de la pobreza descubrimos en nuestra diócesis? Detectando que el Centro Penitenciario es la culminación de casi todas las pobrezas. Entre los pobres, los más pobres son quienes sufren la cárcel. Como nos recuerda la Pastoral Penitenciaria “las cárceles son las cloacas de nuestras pobrezas, miserias, desigualdades y desajustes sociales…” Pues allí habita el espíritu de María, la Virgen de la Merced, porque donde existe humillación, es terreno del corazón de María, que clama la grandeza de un Dios que se fija en la miseria humana para dignificarla y santificarla.

La mujer que es esposa del Espíritu Santo llega a iluminar la vida de todos los encarcelados con un lema “El fuego escondido, encendido por el Espíritu” y con un deseo “En la cárcel, el encuentro”. Son los frutos de una pastoral que debe ser mirada a través de los ojos de nuestra madre, donde descubrimos su amor por los desheredados de libertad. Sólo desde sus pupilas descubrimos la efigie de lo que cada uno puede ser, nos descubre la dignidad robada y nos posibilita ir más allá, descubrir las potencialidades de cada corazón encarcelado y las posibilidades de realización. Nos descubre la dignidad de aquel que es amado. Ese fuego está escondido en la esposa del Espíritu, el mismo que se detecta en cada uno de los voluntarios que quieren imitar a la Virgen María en su peregrinación al otro, con el ímpetu del Espíritu, tal como hizo nuestra Señora de la Merced con su prima Santa Isabel. Sí, en la cárcel, ¡encuentro! Esto es lo que llevan a cabo los miembros de la comunidad de voluntarios encendidos por el amor de María.

Estos encuentros han sido especiales por la memoria de la patrona. El miércoles día 22 de septiembre fueron convocados los presos a “Cáceres acoge”. Una reunión de todos aquellos presos, sin preguntarles credo, que quieren ser ayudados en sus situaciones personales, donde reciben ayuda para sobrevivir en su cautividad y avanzar en los asuntos jurídicos, para alcanzar la ansiada libertad. El viernes día 24, “Reunión de Pastoral”, propiamente el día de Nuestra Señora de la Merced, se llevó a cabo la catequesis de adultos sobre el porqué de esta fiesta. Los oprimidos no sólo son los que están privados de libertad física, sino también los que padecen de barrotes en el corazón, los faltos de liberación espiritual. Es un espacio de reflexión y de socialización. El sábado día 25 se celebró la Eucaristía. La plenitud de la vida cristiana se condensa en este momento lleno de palabra de esperanza, presencia consoladora y experiencia renovadora. Es una verdadera fiesta donde se pide perdón, se reflexiona, se convive, se fraterniza y se consolidan lazos de solidaridad entre iguales. Así como al llegar a la costa se huele el mar antes de verlo, así en la Eucaristía se huele el Reino antes de contemplarlo. ¡Claro está! Todo centrado en la figura de María, antesala de la justicia y de la verdad. La pastoral penitenciaria, en estos días, transforma la prisión en una sala de fiestas, no hay nada tan humano como la alegría que se vive en un evento festivo. Merece la pena esta labor de humanización y evangelización si es capaz de realizar este milagro.

Comunidad de Voluntarios del Centro Penitenciario

 

Escrita el día: 28-09-2021 por Pastoral Penitenciaria

SIGUIENTES NOTICIAS
Encuentros diocesanos de maestros y profesores de Religión al inicio de este nuevo curso el día 28-09-2021
Manos Unidas da una nueva vida a las pesetas el día 28-09-2021
Una lavandería para luchar contra la pobreza y la discriminación el día 28-09-2021
El Cristo del Humilladero vuelve a Cáceres tras su restauración el día 01-10-2021
Concretando el "Hacia un nosotros cada vez más grande" el día 04-10-2021
Delegación de Medios de Comunicación Social | Aviso Legal y Política Privacidad | LGPD | Mapa Web
Casa de la Iglesia. C/ General Ezponda, 14; 10003 Cáceres. Tlf. (+34) 927 62 73 38
Obispado de Coria-Cáceres. Pza. de Santa María, 1; 10003 Cáceres. Tlf. (+34) 927 24 52 50