150 personas participan en la XXVI Asamblea Diocesana de Hermandades y Cofradías

20150316-hermandades

El sábado día 28 de febrero se celebró la XXVI Asamblea Diocesana de Hermandades y Cofradías. Acompañados por un espléndido sol, en un radiante día, acudimos a Montehermoso con la ilusión puesta en celebrar, con los hermanos y hermanas cofrades de la Diócesis, la Asamblea anual y reencontrarnos con personas a las que nos une la misma Fe y los mismos sentimientos cofrades. Alrededor de ciento cincuenta personas que asistimos, procedentes de las distintas poblaciones y ciudades de la Diócesis, fuimos recibidos con cariño y amabilidad por los responsables de la Cofradía del Cristo de los Remedios de aquella localidad y se nos fue entregando una carpeta con toda la información, la oración inicial y la del Sínodo, así como otros materiales.

La Asamblea comenzó puntualmente, una vez acomodados en el magnífico salón de actos del Auditorio de la localidad, cedido para tal ocasión por el Ayuntamiento de Montehermoso, con una Oración inicial y unas palabras de bienvenida de nuestro Delegado Diocesano, el Padre Juan Carlos González del Cerro, que, desde el primer instante, nos hizo saber de la importancia del acto para nosotros los cristianos cofrades.

D. Francisco, nuestro obispo, supo llegar a nuestros corazones con esas frases, anécdotas y vivencias sencillas, llenas de espiritualidad y profundidad religiosa con las que suele hablarnos. Después la bienvenida del Alcalde, incidiendo en la importancia del acto para su localidad y animándonos a sentirnos como en casa. A continuación intervino el cura párroco, D. Vidal, para agradecer a la Delegación que el acto se celebrase en el pueblo e incidió en la importancia de ser cofrade comprometido.

La primera ponencia, tal como estaba programado, corrió a cargo de D. Julián Carlos Pérez Domínguez, Vicario de la Zona Norte de la Diócesis y tuvo como título «Las Hermandades y Cofradías en el Sínodo Diocesano. ¿Qué espera la Iglesia Diocesana de ellas?». Acompañado de una presentación, fue dando pinceladas precisas y preciosas sobre lo que la Iglesia quiere de nosotros en esta época: implicación, formación, entrega, trabajo…. Con sus frases fue calando profundamente en el sentir de los presentes, haciéndonos reflexionar profundamente lo que significa ser cristianos cofrades comprometidos en esta época de Sínodo. Incidió, como previamente lo había hecho nuestro Obispo y nuestro Delegado Diocesano, en la necesidad de la Formación del Cofrade en el conocimiento de los valores religiosos, humanos e histórico-culturales, intentando sensibilizarnos sobre la importancia y el sentido que tiene la pertenencia a una Cofradía en los tiempos que vivimos. Concienciar a nuestros cofrades de la importancia de la formación cristiana y personal, así como de la pertenencia a la Iglesia, asumiendo las responsabilidades, compromisos y tareas que de ello se deriva.

Después del descanso, comenzó la segunda ponencia con la presentación del ponente por parte de Inocencio Clemente, mayordomo de la cofradía anfitriona del Cristo de los Remedios. La ponencia de Máximo Rivera Calvo, representante de las HH. y CC. de la Zona Norte en el Consejo Diocesano de Pastoral, hombre profundamente formado en el espíritu cristiano, alumno de la Escuela Diocesana de Formación Cofrade y estrecho colaborador con la Delegación Diocesana de HH. y CC., versó sobre qué esperan las Hermandades y Cofradías de la Iglesia Diocesana en esta etapa sinodal. En su intervención pormenorizó todas esas inquietudes y anhelos que los cristianos pedimos a la Iglesia y sus representantes en el día a día, pidiendo sobre todo apoyo, entendimiento, acogida, formación y cariño hacia los cofrades, como parte de la Iglesia a la que pertenecemos de pleno derecho. Después de la profunda y constructiva ponencia, hubo un turno de preguntas por parte de los asistentes, antes de pasar a celebrar la Eucaristía.

Celebramos la Eucaristía en la Iglesia de la Asunción, presidida por nuestro Obispo y concelebrada por el Delegado Diocesano y el Párroco. Asistieron otros sacerdotes que acompañaron a las distintas cofradías y hermandades, como directores espirituales de ellas.

Momentos de convivencia en la mesa, charlas, risas, contacto íntimo en Cristo y con Cristo como nexo de unión entre todos los presentes, visita guiada a la Iglesia donde habíamos celebrado la Eucaristía por la mañana, y dimos por concluida la jornada que, una vez más, sirvió para el fin que fue ideada hace veintiséis años: trasmitir sentimientos de amor, unión y hermandad entre los cofrades de toda la Diócesis, intercambiando preocupaciones, proyectos, anhelos y entusiasmo, guiados y presididos por la Fe en Cristo que nos une y el amor a su Madre, la Santísima Virgen María.

Nacho Arjona. Secretario de la Delegación Diocesana de Hermandades y Cofradías

Quizás te pueda interesar

Visita Cultural del Grupo de Confirmación de Sagrada Familia al Órgano de la Concatedral

El grupo de confirmación de la Parroquia de la Sagrada Familia tuvo la oportunidad de realizar una…

Convivencia de Final de Curso de la Comunidad Parroquial de la Sagrada

El domingo 16 de junio, la comunidad parroquial de la Sagrada Familia celebró su convivencia de final…

Retiro Espiritual guiado por Mons. Ciriaco Benavente

La Delegación de Espiritualidad anuncia la culminación del curso 2023-2024 con un retiro espiritual dedicado al Sagrado…

Scroll al inicio