500 jóvenes extremeños dicen Sí a Jesús en el Encuentro Interdiocesano en Guadalupe

20160427-jovenes

Un día más, el sábado 23 de abril jóvenes llegados de toda Extremadura nos reunimos en un encuentro interdiocesano, convocados por las Delegaciones de Pastoral Juvenil de las tres diócesis, esta vez fue en Guadalupe, en peregrinación en torno a la Virgen y ganar el Jubileo. Y digo un día más, porque los de Coria-Cáceres, estábamos recién llegados del encuentro de jóvenes de nuestra diócesis en el pueblo de Torrejoncillo, el sábado anterior, maravilloso día vivido también por 500 jóvenes que disfrutamos de la alegría de llevar a Jesús en nuestra vida.

Bajo el lema «Con M DE MISERICORDIA» nos dimos cita a los pies de la Madre, jóvenes de edades muy diversas, pero movidos por el mismo motivo: queremos decirle que a Cristo.

Comenzamos la jornada en la ermita del Humilladero, allí nos dió la bienvenida nuestro Obispo Don Francisco Cerro, y comenzamos la peregrinación hacia la Basílica, por el camino los sacerdotes nos animaban para acercarnos al sacramento de la reconciliación.

Una vez llegados al pueblo de Guadalupe, lo primero fue visitar a María, donde nos dio la bienvenida el Abad del Monasterio; y hacernos la gran foto de familia en la escalinata. Después tuvimos una catequesis impartida por Don Francisco, en ella nos argumentó el lema del encuentro: «Con M de MISERICORDIA», basado en las tres «M»: M de María y Madre, M de Misericordia, M de Moderno; y nos lanzó un reto o pregunta que luego trabajamos por grupos: «¿Queremos y nos atrevemos a ser jóvenes cristianos y Modernos en el mundo de hoy, en nuestro día a día, viviendo la Misericordia?»

Yo creo que quedó claro que Sí, que los jóvenes que estuvieron el sábado en Guadalupe, quieren tener a Cristo en sus vidas y también demostraron y dieron una lección de cómo ser cristianos valientes, generosos, modernos y alegres, cuando bailamos todos juntos el «flash mob» del encuentro, con la canción «BAJO EL MISMO SOL«

Sencillamente, impresiona ver a 500 jóvenes bailando, riendo, cantando, y el único chute que se habían metido era el bocata que nos comimos sentados por la plaza del pueblo y LA EUCARISTíA, compartida y vivida con alegría y gratitud.

Los jóvenes son lo más, ellos no sólo son nuestro futuro, sino que son nuestro presente, como bien dice el Padre Fernando. Así que, gracias a él como Delegado de Juventud y a nuestro obispo Don Francisco, por apostar y trabajar tanto por ellos. ADELANTE siempre con y por los jóvenes.

Quizás te pueda interesar

Día Internacional de las Personas con discapacidad

Imagen de una jornada de la delegación en 2019 La delegación de personas con discapacidad se suma…

Manos Unidas redefine el voluntariado para darle un nuevo impulso

El 5 de diciembre se conmemora el Día Internacional de los Voluntarios, una fecha que busca resaltar…

Exposición de pintura a favor de Cáritas Diocesana

Cáritas inaugura hoy 1 de diciembre una exposición solidaria cuya autora, Dª María Dolores Sanz Úbeda, donó…

Ir arriba