Al gran párroco de Caminomorisco: El Padre Luis Arias Breña

20200629-familia-sanchez-fraile-pluis-arias

El próximo día 30 de junio, martes, a las 19.30 h en la Capilla de la Casa de la Misericordia de Alcuescar celebraremos la Eucaristía por el eterno descanso del Padre Luis Arias Breña, Edmp, que falleció durante la crisis sanitaria y en el momento en que no se nos permitía celebrar funerales por las circunstancias provocadas por la pandemia.
Nos dejó el pasado jueves Santo, día del amor fraterno. Un día hermoso para ser llevado al lado del Padre: amor fraterno que fue lo que repartió toda su vida.

Debido a la situación de confinamiento no fue posible despedirle. Gran pena nos causó su marcha y al mismo tiempo gran alegría por marchar al lado del Padre.

Muchos fueron los años que contamos con su presencia sacerdotal en Caminomorisco, como párroco. Fue un regalo para este pueblo. Años en los que el Señor por medio de él, nos concedió muchas gracias.

Los que le conocimos creemos que el Padre Luis fue: Cristo entregado.

– Luz para el ciego: cuántas veces dio luz en muchas circunstancias, nos hizo asombrarnos con en la sencillez de las cosas, con su sonrisa constante que alegraba cualquier momento.
-Báculo del pobre: desvivido en primera persona por atender las necesidades de los más necesitados. Con grande caridad.
-Padre común: fue un verdadero padre, a cuantos nos ayudaba, orientaba, sacerdote que amaba a este pueblo y a su parroquia.
-Presencia providente: promotor del Cristo del Camino, para que amásemos a Cristo crucificado en todos los acontecimientos de la vida.
-Todo de todos: eso fue su vida; una continua entrega.

Nos dice el Señor, «si nos os hacéis como niños no entraréis en el reino de los cielos». Así fue nuestro querido padre Luis, en su humildad, confianza, siempre sonriente, alegre, con sus cohetes, con sus caramelos, con su 4 «latas» con su especial repique de campanas…

Cuántos de los que antes fuimos niños, luego jóvenes, también adultos y abuelos, lo recordamos hoy de una manera entrañable. Pero sobre todo agradecida.

La última vez que pudimos verle nos comentaba que él ya estaba preparado para el encuentro con el Padre, pero ante todo lo que Dios quisiera, cuándo y cómo Dios quisiera.

Gracias Señor por la vida del Padre Luis, por ser un verdadero pastor, por ser aquello que decía el Santo Cura de Ars: «el sacerdote es el amor del Corazón de Cristo».

Interceda desde el cielo por nosotros.

Familia Sánchez Fraile.

Quizás te pueda interesar

Hermanamiento mariano entre Torrejoncillo y Puebla de la Calzada

Torrejoncillo y Puebla de la Calzada hermanados por la “Pura”. El domingo 27 de Noviembre de 2022…

La Pesga celebró la fiesta de su Patrón, San Francisco Javier

La Parroquia de la Inmaculada Concepción celebró la fiesta de san Francisco Javier, un gran misionero, nombrado…

Homenaje a los trabajadores de las residencias de mayores

La diócesis de Coria-Cáceres realizará un homenaje a los trabajadores de las residencias de mayores. Será el…

Ir arriba