Alegría misionera en las calles de Cáceres

20141022-alegria

El viernes 17 se celebró la Vigilia de la Luz y, el sábado temprano, la alegría inundó las calles. Niños, adolescentes y jóvenes, aprovechando una mañana de sol radiante, salieron a las calles para solicitar amablemente solidaridad con los misioneros. Mediante esta postulación, la Iglesia intenta cubrir las inmensas carencias que tienen los misioneros en su trabajo samaritano en las periferias del mundo.

Fueron muchas las personas que quisieron colaborar, algunas mujeres de los Talleres Misioneros sacaron su rastrillo a Plaza Mayor. Fue hermoso comprobar cómo algunos profesores y religiosas acompañaron a los alumnos en esta tarea. Con su presencia están enseñando que el ejemplo es el mejor aval de los valores que enseñan, ¡enhorabuena!

La jornada estuvo llena de sorpresas: por ejemplo cuando un emigrante de la India, que acababa de perder su trabajo, se acercó a una mesa mientras rezaba el rosario y depositó su limosna ¡emocionante gesto!

Y para culminar, la presencia del Seminario Diocesano, con el rector y algún formador. Ellos tomaron posesión de la puerta de Correos, donde armaron la fiesta: guitarras, castañuelas, tamboril y gaita, «así proclamaron ellos la alegría de ser misioneros«.

Ir arriba
X