Bendecida la Casa de la Iglesia en Coria

20111110-casa-iglesia-coria

El siete de Noviembre, el Sr. Obispo junto a un grupo de sacerdotes, religiosas y fieles de la Zona Norte de la diócesis, nos reunimos para la bendición de la Casa de la Iglesia en Coria, ubicada en el colegio de las Esclavas del Divino Corazón, a partir de ahora cedido por la Congregación para tal fin, denominándose con el nombre de su fundador: «Casa del Beato Marcelo Spínola».

Comenzó el acto con la celebración de la eucaristía en la Catedral, donde el Sr. Obispo, mostrando la alegría por este acontecimiento, tuvo un recuerdo para el beato Marcelo Spínola, que fue de obispo esta Diócesis y para D. Honorio, sacerdote muy querido de esta ciudad de Coria. En ella, nos dijo que la Casa ha de servir para que vivamos como verdaderos hijos y hermanos, para que vivamos nuestro bautismo unidos a Jesucristo, de quien nos hemos fiado y para que el Espíritu Santo nos empuje hacia el mundo, nos empuje a formarnos más y nos lleve a la oración.

En una segunda parte del acto, ya en la nueva Sede, se procedió a la bendición, pero antes Don Francisco quiso agradecer a los distintos grupos que participaron de una manera muy activa y que han hecho posible que la Casa de la Iglesia de Coria, sea una realidad.

También se dirigió a las religiosas, agradeciéndoles la cesión de sus instalaciones para que en ellas se lleven a cabo una serie de actividades formativas emprendidas por nuestro obispado.

Y por último enumeró los fines de la nueva Sede, dentro de la Zona Norte de nuestra Diócesis: distintas escuelas de espiritualidad, cofrades, agentes prematrimoniales etc. Aclaró que no se trata de una inauguración del edificio, puesto que se haría en su tiempo, sino de una bendición para los nuevos usos que le va a dar la Diócesis.

Antes de proceder a asperjar la capilla y de algunos espacios en representación de todo el edificio, el Sr. Obispo, cedió la palabra a la Superiora de la Congregación de las Esclavas del Divino Corazón, quien dijo encuentrarse muy contenta por ese momento y porque va a seguir los fines que su Fundador, el beato Spínola le dio. A la vez, también invitó a la Directora de la Casa, que se sintió muy contenta porque esta casa, es una realidad social, eclesial y agradece a los voluntarios, que han colaborado en ella, en este año del voluntariado.

Como colofón a este acto, se compartieron unos dulces donados por las religiosas del Convento de la Madre de Dios de Coria, agradeciendo a ellas, el que nos endulzaran un poco la vida y sobre todo, su misión callada, que ha servido para llegar a este momento.

La Casa de la Iglesia en Coria, es ya una realidad; deseamos que siga su andadura, que ahora comienza y que todo sea para bien de nuestra Iglesia de Coria-Cáceres y de todos los fieles que la formamos.

Román Fernández

Quizás te pueda interesar

El Seminario y el Santuario de la Montaña, primeras paradas de la Comisión para el Clero y seminarios

La Comisión Episcopal para el Clero y Seminarios, presidida por Mons. Jesús Pulido, obispo de Coria-Cáceres, ha comenzado…

Niños y niñas de toda España del Movimiento Junior se reunirán en Perales del Puerto

Imagen del campamento Junior de Extremadura en 2022 La Federación de Movimientos Junior de España celebrará su…

Encuentro de la Comisión Episcopal para el Clero y Seminarios en Coria-Cáceres

La Comisión Episcopal para el Clero y Seminarios, presidida por Mons. Jesús Pulido, obispo de Coria-Cáceres, se…

Scroll al inicio