Cáceres revive el espíritu de paz de Asís

20111027-moshe-bendahan1

25 años después del primer encuentro en Asís, convocado por Juan Pablo II y secundado por los líderes de las principales religiones del mundo, la Diócesis de Coria-Cáceres, recogió ayer el testigo y tras la convocatoria de Don Francisco Cerro Chaves y la Delegación de Relaciones Interconfesionales, más de un centenar de personas se reunieron a los pies de la Ermita de la paz en la plaza Mayor cacereña para celebrar juntos una sencilla oración de paz.

Tras la bienvenida y la explicación del acto a cargo de la Delegación de Relaciones Interconfesionales – donde se destacó que un mundo en paz será posible cuando en nuestros corazones encontremos caminos de paz, acogida, encuentro, comprensión, perdón y ternura – , uno por uno los representantes de las diferentes confesiones religiosas y no religiosas, fueron tomando la palabra.

En primer lugar, en representación de la comunidad judía, , presidente del Consejo Rabínico de España, resaltó que «la paz es un objetivo a alcanzar y supone un esfuerzo permanente para el hombre». Para Dª María Rosario Cañas, representante de la Fe Mundial Bahá’í y secretaria de la Comunidad Bahá’í de Extremadura, ese esfuerzo puede canalizarse a través de la oración: «la oración es un poderoso instrumento que trae la paz y que permite unirnos unos a otros en pensamiento«. Lo que permite que tengamos un vínculo, una unidad, como explicaba D. Santiago Osés Monteagudo, representante de la Iglesia Evangélica Española «Espíritu Santo» de Mérida, D. Santiago Osés«la paz viene de Dios pero en la unidad», quién, además, pedía dejar atrás las diferencias y estar dispuestos a aprender unos de otros y también de nosotros mismos a través de los demás.

D. José Luis MendozaD. José Luis Mendoza Generelo, miembro de la sociedad teosófica y presidente de la Rama Teosófica Ceres de Cáceres, añadió a estas disertaciones que el primer requisito para lograr la paz es la buena voluntad: «Si tanto hay que hacer para la guerra, ¿no podríamos hacer lo mismo por la paz»».

En representación de la comunidad Islámica de Cáceres asistió D. Ibrahim EL Azifi, Imán de dicha comunidad, y fue el secretario de la comunidad islámica, D. Ibrahim EL Azifi y D. Said Aboufaris quién explicó que el Islam es una religión pacífica, ya que, al revisar los versos del Corán, encontramos que el principio básico es imponer la paz en lugar de la guerra. Además, explicó que la paz es una prioridad y preferencia arraigada en el musulmán. «En el Corán en 140 ocasiones aparece la palabra paz y sus derivados y sólo en 6, la palabra guerra o sinónimos», destacó Aboufaris.

D. Jorge FarfanD. Jorge Farfán, presidente del Consejo Evangélico de Extremadura, agradecía la mano tendida que ofrecían los organizadores para celebrar este acto, «se trata de un hecho histórico, los que durante siglos fueron enemigos, hoy se tienden la mano para orar al Dios de paz». Y añadió que delante de Dios no hay razas, colores o naciones, ni estados políticos, riquezas o pobrezas. Representando también a las Iglesias Cristianas Evangélicas «El Puente» y «Nuevo Amanecer», D. Fernando SilvestreD. Fernando Silvestre Lancho, pastor de la Iglesia Cristiana Evangélica «El Puente» de Cáceres, habló también sobre el Dios de paz: «La paz no es un sentimiento ni palabras bonitas, es un compromiso que nace del corazón del hombre y de la relación con Dios, un Dios de paz. -… Debemos aprender a respetarnos unos a otros, aprender a convivir. Cada cultura y religión tienen una riqueza».

Hermana Tenzi YotikaLa Hermana Tenzi Yotika, fundadora del monasterio «El Olivar del Buda» y representante de la tradición budista, recordaba que sólo es posible orar juntos si se hace desde el respeto más profundo, así podrá hacerse un esfuerzo por la paz: «Tenemos que ser el motor de cambio». Y citó entre otros, a Buda: «todos tenemos que contribuir, porque los conflictos los hemos creado los humanos y podemos resolverlos los humanos. Tenemos una responsabilidad universal hacia el otro y hacia el planeta que compartimos».

D. Francisco CerroPor último, en representación de la Iglesia Católica, D. Francisco Cerro Chaves, obispo de la Diócesis de Coria-Cáceres, destacó que ese mismo día el Papa Benedicto XVI había asistido a un acto similar en Asís al que por primera vez, habían sido invitados también ateos y agnósticos. Y retomando el lema de la convocatoria: «peregrinos de la paz, peregrinos de la verdad» dijo: «Seremos peregrinos de la paz y la lograremos si somos capaces de mirar juntos hacia esa paz, porque con ella no se pierde nada, con la guerra, se puede perder todo». Y repitió una de las palabras más pronunciadas de la noche, respeto. «Hay que respetar las creencias de cada uno».

Al finalizar el acto, la música también estuvo presente con la melodía «El canto de los pájaros» de Pau Casals, una melodía de chelo interpretada por Elena Bravo, alumna del Conservatorio de Música «Hermanos Berzosa» de Cáceres. Se la conoce como Himno de la paz desde que su autor la interpretase en las Naciones Unidas en 1951.

Después, los presentes intercambiaron un gesto de paz, culminando un acto donde, a pesar de la diversidad, se llegó a la conclusión de que todos podemos ser constructores de paz. Es cuestión de proponérselo.

Lorena Jorna

Quizás te pueda interesar

El Seminario y el Santuario de la Montaña, primeras paradas de la Comisión para el Clero y seminarios

La Comisión Episcopal para el Clero y Seminarios, presidida por Mons. Jesús Pulido, obispo de Coria-Cáceres, ha comenzado…

Niños y niñas de toda España del Movimiento Junior se reunirán en Perales del Puerto

Imagen del campamento Junior de Extremadura en 2022 La Federación de Movimientos Junior de España celebrará su…

Encuentro de la Comisión Episcopal para el Clero y Seminarios en Coria-Cáceres

La Comisión Episcopal para el Clero y Seminarios, presidida por Mons. Jesús Pulido, obispo de Coria-Cáceres, se…

Scroll al inicio