Caracter misionero para el post-JMJ de la Diócesis

20110818-jmj-08-catequesis02-029

«Propondremos a los jóvenes, junto a la Delegación de Misiones, una experiencia misionera, para que puedan experimentar la universalidad, comunión y solidaridad de la Iglesia» – Carlina Cardona, Delgada de Infancia y Juventud de la Diócesis de Coria-Cáceres.

La JMJ no acaba en Madrid, entre otras cosas el Papa ha insistido a los jóvenes que deben dar testimonio sin miedo de su fe. La Delegación de Infancia y Juventud de la Diócesis pretende continuar trabajando para que las Jornadas Mundiales de la Juventud vividas durante este verano sigan dando fruto.

Uno de los proyectos será «proponer a los jóvenes una experiencia misionera», según ha desvelado la Delegada Carlina Cardona. Se pretende con ello que los jóvenes descubran «la universalidad, comunión y solidaridad de la Iglesia con otras Iglesias más desfavorecidas y otras culturas». El proyecto se desarrollaría en colaboración con la Delegación de Misiones y tendría sus miras puestas en América Latina.

La hermana Carlina ha valorado también la JMJ muy positivamente: «es un acontecimiento que de ahora en adelante tiene que cambiarnos la vida; es un referente done podemos mirar, porque ha sido un verdadero encuentro con Cristo».

Carlina Cardona - Delegada de Infancia y Juventud de la Diócesis de Coria-CáceresCardona reconoce que no ha sido fácil preparar este acontecimiento, «han sido muchos los obstáculos que ha habido que superar», pero mucho de los peregrinos le han transmitido ya su agradecimiento por haber podido participar en este acontecimiento. Carlina no cree, además, «que seamos conscientes aún del porqué – la JMJ – ha sido especial en nuestras vidas, pero sí se percibe en la gente que ha participado que han sido momentos muy fuertes vividos juntos».

Entre los momentos más intensos que los peregrinos han podido vivir estos días la Delegada de Infancia y Juventud ha destacado el recibimiento del Papa en Cibeles, el Viacrucis, «donde el grupo pudo estar junto al completo», la oración que hubo después del viacrucis en el Colegio Santísimo Sacramento, donde los peregrinos de la Diócesis se alojaban, y, sobre todo, la Eucaristía final de la JMJ en Cuatro Vientos «que, aunque dispersos, hemos rezado juntos junto al Papa, a pesar de los muchos y diferentes idiomas».

Carlina Agradece también a Dios «que no nos pasó nada a ninguno». Para ella «fue un regalo muy grande» porque el grupo estaba disperso por distintos sitios en Cuatro Vientos, se cayó una de las capillas «donde estaban los chicos», aunque a ninguno pilló dentro de la misma. Tampoco hubo pánico en la gente que provocase avalanchas, a pesar de que la magnitud de lo que había sobrecogía y «si hubiera habido voluntad de hacer daño sería horroroso». La religiosa reconoce que todo esto «a la gente le daba igual», incluso si tenía que dar varias vueltas al recinto para poder entrar, como a ella misma le sucedió. Lo importante es que «te encontrabas con gente conocida, estábamos juntos…, buscábamos a la gente de los DED…»

Además, una Carlina emocionada reconocía por último que todo acabó en bendición cuando Benedicto XVI pasó junto al Colegio donde se alojaron «los chicos», como ella llama a los jóvenes.

Si quieres puede escuchar la entrevista completa aquí:


Entrevista-Carlina-Cardona by J.L.V.

Quizás te pueda interesar

Se retoma el encuentro arciprestal de Cáceres

El Consejo de Pastoral del Arciprestazgo de Cáceres decidió recuperar el tradicional encuentro arciprestal para el inicio…

Fallece el sacerdote Gregorio de Sande

El sacerdote Gregorio Granado de Sande, natural de Jaraíz de la Vera, falleció este miércoles 10 de…

Jornada por la Vida

Eucaristía: Domingo 14 de abril, 13h. Parroquia Ntra. Sra. del Rosario de Fátima. Preside el Sr. Obispo…

Scroll al inicio