Cáritas reivindica los derechos básicos de las trabajadoras del hogar con su trabajo diario

20180330-diainttrabajadorashogar

El 30 de marzo se conmemora el Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar, celebración en la que se valora y revindica el trabajo doméstico.

Las personas dedicadas a esta tarea constituyen un alto porcentaje del empleo sumergido y en ella se encuentran los grupos más vulnerables. Actualmente, existen 67 millones de trabajadoras domésticas en el mundo, sin incluir a los niños, y esta va en aumento a un ritmo constante tanto en los países desarrollados como en los que se encuentran en vías de desarrollo. En España se dedican a estas tareas 630.000 personas y según la OIT -Organización Internacional del Trabajo el 30% trabaja en negro. Aunque un número considerable de hombres trabaja en el sector – con frecuencia como jardineros, chóferes o mayordomos – sigue siendo un sector donde predominan las mujeres, con un 80%.

Cáritas Diocesana de Coria-Cáceres, está comprometida desde hace más de 10 años con el aumento de la calidad del empleo de las trabajadoras del hogar. Considerando que es un sector vulnerable, por diversos factores:

  • Las trabajadoras del hogar no tienen derecho al cobro del paro en caso de desempleo, lo que supone una discriminación y desigualdad respecto a otros sectores.
  • Es un trabajo invisibilizado y no reconocido. Al realizarse en un hogar, la persona trabaja en soledad.
  • Muchas trabajadoras realizan jornadas interminables, por lo que viven con estrés y ansiedad.
  • Existen «agencias vampiros» que hacen negocio a costa de la salud de las empleadas.
  • Sufren en silencio abusos y humillaciones, cuando no acoso sexual.
  • Un alto porcentaje trabaja sin estar dadas de alta en la seguridad social.

Para ello, desde el Programa de Empleo se lleva a cabo una formación básica que capacita a las/los trabajadoras/es de este sector en sus funciones y les motiva hacia un trabajo digno. De este modo, se logra su empoderamiento adquiriendo mayor seguridad y mayor autoestima. Durante los 10 años de esta formación, se han beneficiado un total de 260 personas, alcanzando una mejora notable en su formación y en sus condiciones laborales.

Una vez finalizada esta formación, las personas beneficiarias pasan a la bolsa de empleo, donde se les ofrece apoyo en el acceso a un trabajo adaptado a sus capacidades y preferencias, y al mismo tiempo, se recibe a los empleadores, con los que se hace una tarea de escucha, sensibilización y asesoramiento imprescindible para que la mediación sea un éxito. En todo momento, se procura que, por un lado, la/el trabajador/a cumpla con sus responsabilidades y haga un trabajo de calidad, y por el otro, que los empleadores cumplan con la ley, logrando en estas condiciones una excelente mediación.

Desde el Programa de Empleo se muestran muy optimistas con los resultados, pudiendo afirmar que en el 2017, de las 50 ofertas recibidas, se lograron 41 inserciones de trabajadoras/es del hogar. «Aún esperamos poder seguir avanzando en la sensibilización y en el respeto a los derechos de las/los empleadas/os en este sector», afirma la Coordinadora del Programa de Empleo, María Pacheco.

«Desde Cáritas reivindicamos el cumplimiento de sus derechos, que deben comenzar en el hogar, desde la valoración a las personas y a su trabajo, pues en sus manos dejamos nuestra casa, nuestra alimentación, nuestros hijos y/o nuestros mayores».

Quizás te pueda interesar

Celebración en Alcuéscar de la fiesta en honor a la Virgen del Rosario

El mes de octubre, dedicado por excelencia al Santo Rosario, se ha celebrado en Alcuéscar hemos la…

Inscríbete en la Marcha familiar solidaria por el Domund en Cáceres

Obras Misionales Pontificias, por tercer año consecutivo, organiza la carrera solidaria “Corre por el Domund”, el 16…

Jornada Interdiocesana de Reflexión y Animación Misionera de las tres diócesis extremeñas

Los días 1 y 2 de Octubre se han celebrado las Jornadas Interdiocesanas de Reflexión y Animación…

Ir arriba
X