#HazMemoria #HMmisiones “Sueño con tener mi propia casa, mi negocio y ver a mis hijos preparados”

20220523-judith-oruce

#HazMemoria

#Misiones

Judith Merlo Rodríguez, de Nicaragua, es una madre separada con cuatro hijos, que gracias a un proyecto de Manos Unidas está preparándose para montar su propio negocio y mejorar sus condiciones de vida.

Judith Merlo se casó a los dieciséis años, en una zona rural de Nicaragua. En la actualidad se encuentra separada, después de sufrir maltrato y con cuatro hijos a su cargo. Lucha por tener una casa propia y un negocio en el que sus hijos puedan trabajar cuando vayan creciendo.

Da las gracias por poder participar en el proyecto de intervenciones para el desarrollo de Manos Unidas, que ayuda a mujeres jóvenes del entorno rural en situación de exclusión. En su caso concreto el curso, de 24 meses, le servirá para conseguir mejores oportunidades técnicas y así poder acceder a un empleo o la capacitación para desarrollar su propio negocio.

¿Cómo fue tu vida al casarte tan joven?

Estuve años con mi marido, Roger Escalante. Convivimos días felices, pero luego empecé a sufrir maltrato y a los años vino el fallecimiento de mi madre y siempre a ella le contaba mis días de tristeza. Al morir ella empecé a sufrir más porque ella era la única persona en la que me apoyaba. Teníamos un negocio, hacíamos lo que eran las cajetas, pan, rosquillas. Fue cuando decidí a los 13 años de estar casada, separarme de él.

¿Qué te ha enseñado la ONG Manos Unidas para poder salir adelante sola con tus cuatro hijos?

Me metí en un curso con Manos Unidas, que me ha servido de mucho porque he aprendido técnicas de economía que yo no sabía y he tenido muchas opciones. Quise entrar a estudiar porque me animaron muchas personas. Yo no pude estudiar o sacar una carrera. Aquí hay pobreza y violencia. Con Manos Unidas vi que formarse era una buena opción, porque todo lo que vaya aprendiendo no solo me sirve mucho para mí sino también para mi familia, para mejorar en todos los sentidos.

Con la ayuda y formación de Manos Unidas, por medio de ellos, puedo generar ahora más ingresos para vivir. Hago dulces, tortas, encurtidos y salimos a vender aquí a la comunidad y realizamos diferentes actividades. Nos sirve de mucho lo que nos enseñan los voluntarios porque nosotros tenemos muchas ganas y habilidad para la vida. Me ha servido mucho porque yo he sido una persona tímida, retraída y me han animado a estar con la gente.

¿Crees que con esta ayuda tu vida puede mejorar? Supongo que te mueve dar otras posibilidades a tus hijos…

Siento pues que voy a empezar a cambiar. Quiero hacerlo por mí y por mis hijos. Yo era de no hablar mucho, no tenía mucha comunicación con mis niños ni con otras personas que me rodean.

Me han enseñado a comunicarme mejor, a perdonar y a pedir perdón, que me está sirviendo de mucho. Mi sueño es tener mi propia casa, mi negocio, ver a mis hijos preparados. Estoy dispuesta a elaborar mi propio plan de negocio para ver qué me resulta cuando vayamos a instalarnos, quiero proponer yo qué puedo hacer en la vida.

Quizás te pueda interesar

Encuentro de formación de las cáritas arciprestales de Montehermoso

Treinta voluntarios de las diferentes Cáritas parroquiales del Arciprestazgo de Montehermoso se reunieron para recibir formación, por…

Peregrinación de Catequistas a la Ermita de la Virgen del Ara

El delegado de catequesis, Roberto Rubio, ha remitido una carta a los catequistas, recordándoles que a final…

I Jornadas de puertas abiertas sobre Nutrición y Ejercicio

La Residencia San Nicolás de Bari de Coria acogerá las primeras jornadas de puertas abiertas sobre nutrición…

Ir arriba
X