Celebraciones de Día de la Familia en la Diócesis. La familia transmisora de la fe

20130103-dia-familia

El Delegado Diocesano de Familia y Vida, Don Ramón Piñero Mariño invitó a las distintas celebraciones que tenían lugar en torno a la Sagrada Familia de Nazaret, que se celebró el domingo 30 de Diciembre de 2012; todo ello, nos decía, «para poner de manifiesto la importancia de la familia dentro y fuera de la Iglesia».

Estamos en tiempos donde la crisis no solo es económica, pasa también por las familias; sin duda, los problemas de la economía, repercuten en ellas, haciendo que lo pasen mal y se desmoronen. Pero, no se trata de aludir directamente a estos estragos, que estamos viendo en los ambientes familiares, que son muchos; la necesidad, rompe con todo. Si hubiera más unidad y no hubiera tantos matrimonios rotos, sin saber los hijos con quien estar; si no hubiera tanto dolor causado por las necesidades materiales ó por las mismas divisiones y enfrentamientos; si hubiera más amor a la vida, en torno al anciano y a los niños; si se reconocieran más los derechos humanos del niño; si hubiera más amor en las mismas familias, ante las dificultades, estarían más unidas y harían más fuerza a los problemas de hoy.

En Cáceres, el día 29 se reunían en la Parroquia de San José, presididos por el Sr. Obispo, para celebrar una vigilia de oración; momentos que nos sirven de estímulo para que todos nos sintamos más unidos y sirvan de ejemplo a la sociedad.

En Carcaboso, desde la mañana del día 30 se dieron cita las familias de la Zona Norte de nuestra Diócesis, presididas por el Sr. Vicario y atraídas por los mismos motivos de las otras concentraciones; no eran muchas, pero todos pretendíamos seguir los mismos objetivos: la oración, el testimonio, el gozo, la celebración, la familiaridad; sin duda, sí se consiguieron. Desde aquí, quiero abogar a que en años sucesivos, salgan más grupos de nuestra zona a celebrar este día. En torno a la cuatro y media, y desde la Jornada celebrada en la Plaza de Colón en Madrid, llegaba nuestro Obispo con el Delegado de Familia y Vida para presidir la Eucaristía, sirviendo así de ánimo al grupito asistente y a las demás personas, que participaron en la Eucaristía.

Don Francisco comenzó diciendo la Familia es transmisora de la Fe, y debe seguir tres claves: Primera: Ser imagen de la Trinidad y así, como las tres divinas Personas viven en el amor, la familia también ha de vivirlo y transmitirlo; si falta ese amor, no se vive en él y tampoco se puede comunicar a nadie. Segunda: Ha de ser transmisora de la vida; esta se tiene que dar para que vengan nuevos seres a la tierra y ha de cuidar que los mayores vivan una vida digna. Tercera: Transmitir la vida eterna; en la familia, nace la Iglesia domestica donde se empiezan a tener los primeros conocimientos de nuestra fe y a vivir unos sentimientos, que nos lleven a la vida eterna.

Román Fernández Martín

Quizás te pueda interesar

Encuentro de formación de las cáritas arciprestales de Montehermoso

Treinta voluntarios de las diferentes Cáritas parroquiales del Arciprestazgo de Montehermoso se reunieron para recibir formación, por…

Peregrinación de Catequistas a la Ermita de la Virgen del Ara

El delegado de catequesis, Roberto Rubio, ha remitido una carta a los catequistas, recordándoles que a final…

I Jornadas de puertas abiertas sobre Nutrición y Ejercicio

La Residencia San Nicolás de Bari de Coria acogerá las primeras jornadas de puertas abiertas sobre nutrición…

Ir arriba
X