Círculo de Silencio por las personas en prisión

20190926-circulo-silencio

El jueves 26 de septiembre, a las 20 horas en la Plaza de San Juan de Cáceres, como cada último jueves de mes, Cáritas convoca a la sociedad en el Círculo de Silencio, por el compromiso con las personas en prisión.

Desde la perspectiva social, la persona en prisión es un ser inferior, marginado, despreciado y rechazado, que no cuenta para el conjunto de la sociedad, es una carga social, y un problema, pero también es una víctima, que a la vez victimiza a otros, un ser fracasado, en muchas ocasiones, en su integración familiar, social y laboral, víctima de su infancia o debilitado por el padecimiento de serias patologías. En cualquier caso, quien entra en la cárcel es, por encima de todo, una PERSONA, digna de respeto y aceptación, una persona que ha cometido un error, una acción ilegal, que no tiene por qué convertir ni definir siempre a esa persona como delincuente

Desde la óptica cristiana, es alguien que merece una segunda y mil oportunidades más, es alguien que reclama migajas de compasión y perdón, alguien que lucha por un mañana en libertad, reintegrado en la familia y en la sociedad, que necesita ser considerado como una persona, un amigo, un hermano y compañero.

Este es el mensaje que Cáritas quiere expresar en el Círculo, que se celebrará al mismo tiempo y por la misma causa en 19 municipios más de la Diócesis, en Salamanca y en Beja, Portugal.

Quizás te pueda interesar

Nueva hoja de ruta de la Asociación de San Vicente

«Un encuentro fraterno y enriquecedor». Después de mucho tiempo sin desarrollarse reuniones entre todos los grupos parroquiales…

Manos Unidas recuerda que frenar la desigualdad está también en nuestras manos

La Delegación de Manos Unidas en Cáceres ha presentado esta mañana en rueda de prensa la Campaña número 64…

Cáritas moviliza una partida inicial de 200.000 euros para atender Turquía y Siria

Cáritas Española ha movilizado una partida inicial de 200.000 euros para atender la emergencia humanitaria provocada por…

Scroll al inicio