Clausura de la Puerta Santa de Casar de Palomero

20240603-clausura-mes-jubilar-cruz-bendita

Casar de Palomero, ha celebrado este 1 de junio la clausura del mes jubilar de la Cruz Bendita.

Este mes jubilar se ha realizado cinco años después del jubileo concedido por el Santo Padre y que conmemoró los 530 años de la presencia de la reliquia en la localidad.

La pandemia impidió una clausura oficial multitudinaria en aquel entonces, lo que llevó a la comunidad a solicitar un mes jubilar más solemne que culminó este 1 de junio.

Así lo recordaba en su homilía de apertura de este mes el obispo de Coria-Cáceres, Mons. Jesús Pulido: “Este mes jubilar es una extensión del Año Santo de la Cruz Bendita que no se pudo clausurar adecuadamente a causa de la pandemia. Este mes jubilar cierra en realidad cuatro años de espera de mejoría, de curación, para volver a abrir las puertas en este templo jubilar para todos, especialmente para aquellos que no pudieron venir para lograr la indulgencia plenaria de las penas temporales por nuestros pecados”.

 

La clausura oficial ha contado con la lectura del decreto por Monseñor Jesús Pulido, anunciando la conversión de la ermita en un santuario, lo cual representa una gran alegría y un hito para la comunidad. Se descubrió una placa conmemorativa.

 

A la clausura acudió el arzobispo de Toledo, Mons. Francisco Cerro, el obispo emérito de Albacete, Mons. Ciriaco Benavente y una representación de autoridades civiles.

 

Los donativos de los peregrinos durante este mes jubilar han alcanzado los 730€ se destinarán al sostenimiento de las vocaciones del Seminario Diocesano.

La Cruz Bendita

La Reliquia tiene un metro y seiscientos milímetros de altura; sus brazos, un metro de largo. Los fragmentos de la cruz están engarzados en plata, y sus extremos adornados con preciosos remates de la misma materia. Toda la cruz está decorada con piedras de cristal de roca de variados colores. En el engarce de los brazos con el asta tiene dos medallones: uno enfrente, de la Santa Faz; y otro, posterior, con la Virgen de la Asunción.

La devoción a la Cruz Bendita se manifiesta en la masiva concurrencia de fieles y peregrinos en las fiestas principales: días 2, 3 y 4 de mayo; 15 y 16 de julio; 13 y 14 de septiembre. En las vísperas de cada una de esas fiestas, al comienzo de la noche, tiene lugar la «Velá» -Velada.

Teniendo en cuenta la secularización de los tiempos presentes, se pretende reavivar la devoción a la Cruz, signo elocuente de la misericordia de Dios y manantial de reconciliación entre todos los hombres.

Eucaristía en la clausura del mes Jubilar en Casar de Palomero

Quizás te pueda interesar

Nombramientos diocesanos para el próximo curso

El Obispo de Coria-Cáceres, Monseñor Jesús Pulido, para proporcionar la mejor atención pastoral de la diócesis, ha…

Solemnidad de Santiago Apóstol

El obispo de Coria-Cáceres, Mons. Pulido Arriero, ha hecho público un decreto con fecha de 5 de…

Retiro Espiritual de Julio

Este sábado 20 de julio, la Delegación de Espiritualidad organiza un retiro espiritual. La jornada, que comenzará…

Scroll al inicio