Clausura del Año Teresiano y Formación Permanente

20151020-clausura

El día quince de Octubre tenía lugar en la Vicaría de la Zona Norte un doble hecho: La formación permanente y la clausura del Año Jubilar Teresiano.

En la Casa de la Iglesia de Coria nos reuníamos sacerdotes, religiosos, religiosas de toda la Zona para comenzar el curso de formación que venimos celebrando cada año con una buena participación de asistentes. En él, se expuso, a los distintos ponentes, que vamos a tener a lo largo del curso y los temas a tratar, todo ello, girando en torno al XIV Sínodo Diocesano, ya que como bien dice nuestro Obispo, toda nuestra vida pastoral, en este tiempo sinodal, debe orientarse alrededor de él, ya que es el acontecimiento más importante, que se está dando hoy en nuestra Diócesis, y que según los datos de hoy, va a ser capaz de reunir a más de tres mil personas, en un número de más de trescientos grupos ya formados. El sacerdote Ramón de la Trinidad Piñero Mariño inauguraba el curso hablándonos del Anuncio del Evangelio, intentando acercarnos al corazón de nuestros fieles, de acuerdo con la encuesta realiza y la Evangelii Gaudium del Papa Francisco. En una segunda parte, continuó hablando de la Transmisión de la Fe, a través del catequista, usando los distintos momentos: catequesis familiares, grupos de confirmación, preparación de sacramentos, etc., y mostrando a la vez, la fortaleza y debilidades que tenemos; todo ello, a la luz de la encuesta realizada.

Acto seguido, nos trasladamos a la Catedral a clausurar el Año de Santa Teresa, al finalizar los quinientos años de su nacimiento. El Sr. Obispo en la homilía, agradeciendo a los asistentes por su participación en la formación, nos viene a decir lo que la Santa nos diría a los diocesanos que hoy nos encontramos en sínodo: 1º. Que volvamos a la intimidad en Dios, a la vida de oración, a la vida mística; una Iglesia sin alma, sin espíritu, poco puede decir a la gente; 2º. Que tengamos amor por la Iglesia de nuestro tiempo, como lo tuvo Santa Teresa a la de su tiempo, rota por tantos problemas, y 3º. Este amor a Jesús y a la Iglesia, nos enseña que lo hagamos con humor.

Al final de la Eucaristía, el Sr. Obispo con los sacerdotes asistentes, clausuraban el Año Jubilar Teresiano.

ROMáN FERNáNDEZ MARTíN

Quizás te pueda interesar

La Diócesis contará con un nuevo diácono permanente desde el día de la Inmaculada

El próximo jueves, 8 de diciembre, solemnidad de la Inmaculada Concepción de María, a las 18:30 horas,…

Rezo del rosario por las calles

Una treintena de jóvenes se reunió en  la Plaza  de san Blas el 28 de noviembre. El…

Hermanamiento mariano entre Torrejoncillo y Puebla de la Calzada

Torrejoncillo y Puebla de la Calzada hermanados por la “Pura”. El domingo 27 de Noviembre de 2022…

Ir arriba