Comunicado ante la Siniestralidad Laboral Comunicado de la Delegación Diocesana de Pastoral Obrera y la HOAC. EL TRABAJO ES PARA LA VIDA ¡NI UNA MUERTE MÁS!

Un nuevo accidente laboral tiñe de luto al mundo del trabajo, con 4 víctimas, ocurrió ayer miércoles 4 de octubre cuando la topógrafa de Valencia, Noelia R., y tres encofradores procedentes de Extremadura: Mariano Rodriguez Chaparro y Lorenzo Tomé Amores, ambos de 46 años y de Ceclavín -Cáceres, y Angel Rubio González, de la pedanía Valdecín, municipio de Torrejoncillo -Cáceres, perdieron la vida al caerles una tolva de hormigón en la construcción de la presa de Castrovido -Burgos y quedar sepultados bajo 20 toneladas de hormigón.

Ante la muerte, en accidente laboral, de nuestros hermanos trabajadores, la Delegación Diocesana de Pastoral Obrera y la HOAC quieren manifestar ante la opinión pública lo siguiente:

Como trabajadoras y trabajadores, nos queremos unir al inmenso dolor de las esposas de Mariano y ángel, Isabel e Isabel, de sus padres, hijos: Mario, Enrique, Belén, Tamara y Nerea, hermanos, familiares, compañeros de trabajo de la empresa de «Fomento Construcciones y Contratas», amigos y allegados de Mariano, Lorenzo, ángel y Noelia, ofreciéndole nuestra más fraternal solidaridad, y al mismo tiempo, expresar la rabia y la impotencia que sentimos, como personas del Mundo Obrero y como cristianos.

En estas duras circunstancias hay que poner de manifiesto el deseo de trabajar de Mariano, Lorenzo, ángel que para hacer frente a la presente crisis económica no les importó desplazarse fuera de la región para buscar el sustento de los suyos.

La Iglesia del Señor que peregrina hacia el Reino en Coria-Cáceres, desea hacerse eco de las necesidades y angustias no sólo ya de los parados sino, también, de los que tienen trabajo y padecen los mal llamados «accidentes» laborales.

Para nosotros como cristianos y para toda la Iglesia Católica, como se afirma desde su Doctrina Social, la dignidad, la salud y la vida de cualquier trabajador, constituye el bien más preciado. El valor del trabajo no reside en su rentabilidad económica, ni siquiera en el producto o servicio que genera, sino que el verdadero valor del trabajo está en la persona que lo realiza. Dios quiere que el trabajo sea para la vida.

Hacemos una llamada a todos para que, desde la Administración, las Empresas, los Sindicatos y los mismos trabajadores, se cumplan las leyes de prevención existentes y se pongan cada vez más medios para lograr las mejores condiciones laborales desde el propio contrato de trabajo hasta los aspectos de seguridad e higiene. Al mismo tiempo que lamentamos esta sensible pérdida para sus familiares, compañeros y amigos. Encomendamos a Dios a nuestros hermanos Mariano, Lorenzo, ángel y Noelia para que gocen de la plenitud de la vida en la casa del Padre y a sus esposas, hijos, padres y familiares les ayude a vivir el consuelo y la paz.

De forma especial, mañana 7 de octubre «Jornada Mundial del Trabajo Decente», tenemos que pedir trabajo digno, decente y seguro para todos los trabajadores, porque el trabajo es para la vida.

¡No a la siniestralidad laboral!

Cáceres 6 de octubre de 2011

Miguel ángel González Sáiz

Quizás te pueda interesar

Se retoma el encuentro arciprestal de Cáceres

El Consejo de Pastoral del Arciprestazgo de Cáceres decidió recuperar el tradicional encuentro arciprestal para el inicio…

Fallece el sacerdote Gregorio de Sande

El sacerdote Gregorio Granado de Sande, natural de Jaraíz de la Vera, falleció este miércoles 10 de…

Jornada por la Vida

Eucaristía: Domingo 14 de abril, 13h. Parroquia Ntra. Sra. del Rosario de Fátima. Preside el Sr. Obispo…

Scroll al inicio