CONFER y su retiro de cuaresma «Sólo puedo presumir de su Misericordia»

20150316-retiro

Con este hermosísimo titular, en boca de Teresa de Jesús, la CONFER de Coria-Cáceres, tuvo su retiro de Cuaresma, el sábado, 14 de marzo de 2015, en la Casa Sacerdotal de Cáceres.

El retiro fue dirigido por don Diego Martín, sacerdote del Prado. La respuesta, por parte de las religiosas/os fue muy generosa, contabilizando hasta 55 inscripciones. No siempre el número es garantía de calidad, pero en este caso sí, por la riqueza del ponente y la diversidad de carismas que se concitaron en un mismo sentir hacia Jesucristo y su Iglesia.

Para tomar posiciones, se hizo una invitación a sumergirse en el corazón de Dios siguiendo al profeta Oseas. La palabra del profeta, esperanzadora y sabrosa, remite al previo amor de Dios que anima y tiene manifestaciones entrañables de madre: «Con cuerdas de ternura, con lazos de amor los atraía; fui para ellos como quien alza un niño hasta sus mejillas y se inclina hasta él para darle de comer» – Os 11, 1.4

Religiosas y religiosos, en un clima de oración que se inició con un Viacrucis orante a través de sugerentes imágenes, se fueron sumergiendo en la realidad del pecado que lastima el corazón de Dios, persuadidos de sus avisos , de sus ofertas de salvación a través de su Palabra: » Le hablaré al corazón» – Os 2, 16 y de su propósito de conducirles al desierto del silencio, para hacer acopio de tanto amor, que convierte el corazón y le lanza, desde la radicalidad evangélica, a salir a los caminos de la vida para dar vida, esperanza y calor de ese amor desbordante y apasionado de Dios por cada ser humano desde la alegría de su misericordia.

Con la oración, adoración del Santísimo, Eucaristía y Vísperas, se fueron desgranado las claves para responder a la llamada de edificar la Iglesia, de la mano de esa gran mujer consagrada, Teresa de Jesús, que vivió su experiencia de iglesia entre la tensión y el conflicto, la obediencia y la libertad, porque identificaba, como no puede ser de otra manera, su amor a Cristo con su amor a la Iglesia.

Así, este grupo de personas consagradas, finalizaron su retiro presumiendo de la misericordia de Dios, que nos acoge en debilidad, que nos llama a amar a la Iglesia desde una profunda actitud de conversión personal para responder, «como en los días de su juventud», al amor de Dios que precede y acompaña; y quiere ser amado con alegría y creatividad, en cada ser humano; porque Dios y «sus cosas» fascinan, sorprenden y alegran el corazón.

CONFER Coria-Cáceres

Quizás te pueda interesar

Fallece la madre del obispo Mons. Pulido

Ha fallecido Doña Victoria, madre de Mons. Pulido, Obispo de Coria-Cáceres. El presbiterio y toda la familia…

Homenaje de Mata de Alcántara a D. Luis Romero Sevilla

En la tarde del lunes 8 de agosto, en el marco de sus fiestas patronales,  el pueblo…

Nuevos nombramientos para el Colegio Diocesano José Luis Cotallo

El Obispo de Coria-Cáceres, Monseñor Jesús Pulido ha realizado los siguientes nombramientos con fecha de 28 de…

Ir arriba
X