Congreso en el Centenario de la Consagración de España al Corazón de Jesús

20190401-corazon-jesus

Con motivo del Centenario de la Consagración de España al Corazón de Jesús, del 6 al 8 de Marzo se celebró en el Cerro de los ángeles, académico un congreso sobre la evangelización o el anuncio de la fe desde el Amor del Corazón de Jesús.

Quedó patente que somos «apóstoles», nos lanzamos a los caminos porque sentimos el ardor del amor del Corazón de Jesús a anunciar el Evangelio del Amor misericordioso de Dios revelado en el Corazón de Jesús traspasado.

Jesús una vez que entrega el Espíritu: «Emisit Spíritu,- «entregó el espíritu»: el Apóstol san Juan da por supuesto que comienza de modo imparable la redención del mundo, de sus habitantes y de sus estructuras. Pues quien estaba colgado de la cruz, no era un cadáver, sino una fuente de agua viva, un grano de trigo fecundo. Jesús entrega el Espíritu y nos envía por el mundo.

Junto al anuncio de la verdad de fe, que este Corazón de Jesús nos ama y que en él se revela la misericordia y el amor del Padre, se nos muestra una fuente inagotable de salvación, de agua viva, es decir, la «acequia de Dios que va llena de agua», del Espíritu Santo, que con sus dones y carismas renueva y alegra la Ciudad de Dios. Por tanto, convocamos a todos, acercarse en esta Cuaresma a sacar y beber con gozo el agua de la salvación de esta fuente inagotable, que el Corazón traspasado de Jesús.

Quedó patente en las diversas ponencias que Jesús nos ama ahora, que su Corazón sigue latiendo por nosotros y que nos invita y concita en la Eucaristía, para beber del Vino nuevo del Reino.

Vosotros, los que pasáis por el Camino, mirad, venid sedientos a sacar con gozo de la fuente de la Vida, el agua que os sacia la sed de felicidad, pues está escrito: «Si no me abandonáis a mi que soy fuente de agua viva y os vais a cisternas que no contienen el agua, seréis verdaderamente dichosos», pues yo soy la Roca de donde brota el agua para todo el pueblo de Dios, cada alma saciará su sed, como la cierva que busca las corrientes de las aguas vivas.

Este Evangelio de la Vida, del Don de Dios, no puede silenciarse, pues en estos tiempos en que una cultura de muerte anega los corazones de tantos jóvenes y mayores, es la hora de gritar, Venid a mi los sedientos, tomad, comprad sin pagar, vino y leche de balde. Así pues, a todos los invitamos a poner como cimiento de la Fe viva, esta fuente de Agua que es el Corazón de Jesús, que ama y no es amado.

Antonio de Jesús Muñoz Hernández. Director Diocesano del Apostolado de la Oración

Quizás te pueda interesar

Plasencia acogió la 108ª Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado

Las tres diócesis de Extremadura celebraron el sábado 24 de septiembre en Plasencia la 108ª Jornada Mundial…

Celebrada la VIII Jornada de Estudios de Derecho Matrimonial y Procesal Canónico

El pasado sábado 17 de septiembre ha tenido lugar en la Sala Carolina Coronado del Seminario Diocesano,…

El sacerdote Gianni Vettori nombrado hijo adoptivo de Cáceres

Hace unos meses, el Instituto de Enseñanza Secundaria «Ágora» de la ciudad de Cáceres propuso al sacerdote…

Ir arriba
X