Creada la Plataforma «Iglesia por el trabajo decente»

20160706-plataforma-iglesiaporeltrabajodecente

Este martes 5 de julio, se ha creado en nuestra diócesis la Plataforma de «Iglesia por el trabajo decente», constituida por Cáritas, Confer, HOAC y la Pastoral Obrera. El obispo de la Diócesis de Coria-Cáceres, mantuvo ayer una reunión en el Palacio Episcopal con representantes de estas instituciones y se mostró muy ilusionado por los frutos que puedan derivarse de esta unión.

El objetivo de la plataforma es insistir en la importancia del trabajo y de que este sea decente y digno, para lo que se comprometen a organizar un acto público y una vigilia de oración el próximo 7 de octubre.

La promoción del trabajo decente ha sido un objetivo asumido por la Iglesia y se ha incorporado tanto a su magisterio social como a su práctica pastoral y sus esfuerzos por la promoción del desarrollo humano. En el año 2000 el Papa Juan Pablo II expresó el apoyo al objetivo planteado por la OIT y la necesidad de la implicación de todos, también de las comunidades cristianas, en la lucha por el trabajo decente: «Todos debemos colaborar para que el sistema económico en el que vivimos no altere el orden fundamental de la prioridad del trabajo sobre el capital, del bien común sobre el privado -… Es muy necesario constituir en el mundo una coalición en favor del trabajo digno» –Discurso al Mundo del Trabajo, 1 de mayo de 2000.

En Caritas in Veritate, de Benedicto XVI, en el número 63, se define así el trabajo decente: «significa un trabajo que, en cualquier sociedad, sea expresión de la dignidad esencial de todo hombre o mujer: un trabajo libremente elegido, que asocie efectivamente a los trabajadores, hombres y mujeres, al desarrollo de su comunidad; un trabajo que, de este modo, haga que los trabajadores sean respetados, evitando toda discriminación; un trabajo que permita satisfacer las necesidades de las familias y escolarizar a los hijos sin que se vean obligados a trabajar; un trabajo que consienta a los trabajadores organizarse libremente y hacer oír su voz; un trabajo que deje espacio para reencontrarse adecuadamente con las propias raíces en el ámbito personal, familiar y espiritual; un trabajo que asegure una condición digna a los trabajadores que llegan a la jubilación».

También el papa Francisco se ha dirigido a la propia OIT para apoyar sus esfuerzos por defender el trabajo decente y combatir el trabajo esclavo y la trata de personas.

Quizás te pueda interesar

2 de febrero, Jornada de la Vida Consagrada «Caminado en esperanza»

«Caminando en esperanza». Este es el lema con el que la Iglesia celebra el 2 de febrero la Jornada de la Vida…

Claustro del Instituto Teológico San Pedro de Alcántara

El día 27 de enero se celebró en el Seminario Diocesano el Claustro del Instituto Teológico San…

El obispo preside la Eucaristía de la Fiesta del Beato Domingo i Sol

El obispo Diocesano, Mons. Jesús Pulido, presidió el domingo 29 de enero, en el Templo de Reparación…

Scroll al inicio