Cuatro propuestas para buscar la Comunión visible de todos los que creemos en Cristo

Cristo extiende su amistad a todos sin rechazar a nadie.

Los que amamos a Cristo formamos como una gran comunidad de Amistad. Por ello tenemos una contribución que ofrecer para curar heridas de la humanidad. Sin querer imponernos podemos favorecer «la mundialización de la solidaridad», que no excluye a ningún pueblo ni a ninguna persona.

¿Cómo podemos participar en esto cada uno?

El Hermano Alois, prior de la comunidad inter-confesional de Taizé, nos convoca con estas cuatro propuestas:

PRIMERA PROPUESTA.- UNIRSE A LA COMUNIDAD LOCAL QUE ORA

No es posible vivir la fe en solitario.

La fe nace cuando hay una experiencia de comunión, cuando descubrimos que en Cristo se encuentra la fuente de la unidad sin fronteras.

¡Ay, si las comunidades locales se convirtieran cada vez más en lugares de amistad y de acogida, atentos siempre a los más débiles!

SEGUNDA PROPUESTA.- ENSANCHAR LA AMISTAD MáS ALLá DE LAS FRONTERAS QUE NOS LIMITAN

Jesús estaba atento a todas las personas con las que se encontraba, sobre todo con las que no contaban en aquella sociedad.

Hagamos algún acto de solidaridad junto con cristianos de otras confesiones y también con personas que no tienen nuestra misma fe.

¡Cuando aportamos una ayuda, somos a menudo nosotros quienes la recibimos!

TERCERA PROPUESTA.- COMPARTIR Y ORAR REGULARMENTE CON OTROS

Creer es siempre un riesgo: El riesgo de la confianza.

Podemos intentar leer juntos con otras comunidades y con otros movimientos eclesiales algunas páginas de la Biblia, de los Evangelios…etc. y hacer con ellos una oración común con cantos y momentos de silencio.

¡Pensemos con quien podemos caminar y reflexionar sobre nuestra fe!

CUARTA PROPUESTA.- HACER MáS VISIBLE LA COMUNIóN ENTRE TODOS LOS QUE AMAMOS A CRISTO

Busquemos dar más visibilidad a nuestra identidad común del Bautismo.

Cuando las diferencias aparecen incompatibles, eso no es una razón para alejarnos.

Durante su vida Cristo cruzó muchas fronteras:

Sobre la cruz extendió sus brazos entre aquellos que estamos divididos.

¡Si los cristianos queremos seguir a Cristo, no podemos permanecer divididos!

¡Roguemos al Espíritu Santo para que nos reconcilie y nos una!

Vayamos hacia aquellos que son diferentes:

¡Hagámosles visitas!

¡Dejémonos acoger por ellos!

¡Invitémosles a que nos visiten!

¡Volvámonos todos juntos hacia Cristo!

Este es el sentir del equipo de la delegación de Relaciones Interconfesionales de nuestra diócesis en el nuevo curso que ahora comenzamos.

Septiembre 2014

Quizás te pueda interesar

Convivencia de Final de Curso de la Comunidad Parroquial de la Sagrada

El domingo 16 de junio, la comunidad parroquial de la Sagrada Familia celebró su convivencia de final…

Retiro Espiritual guiado por Mons. Ciriaco Benavente

La Delegación de Espiritualidad anuncia la culminación del curso 2023-2024 con un retiro espiritual dedicado al Sagrado…

La Delegación de Infancia anuncia el II Campamento Diocesano para Niños

La Delegada de Infancia de la Diócesis de Coria-Cáceres, Begoña Iglesias Gaspar, ha anunciado la celebración del…

Scroll al inicio