D. Paco Neila se despide de los catequistas

20140709-paco

D. Paco Neila ha escrito una carta dedicada a todos los catequistas de la Diócesis donde se despide como Delegado Diocesano de Catequesis.

Cáceres, Julio 2014

Queridas y queridos catequistas:

Como sabéis, D. Roberto Rubio ha sido nombrado nuevo Delegado Diocesano de Catequesis, quien, después de cursar sus estudios de Catequética en Madrid, se incorpora al servicio de la Diócesis el próximo curso en esta tarea siempre apasionante de la transmisión de la fe. Por su preparación, por su persona y por su talante inmensamente creativo lo hará maravillosamente.
Yo ceso con paz, sabiendo que está en muy buenas manos esta tarea imprescindible en la Iglesia.
No digo adiós, simplemente «nos veremos», que aunque sea larga la distancia, el corazón siempre anda enredado en los lazos que, a lo largo del tiempo, hemos ido tejiendo.
Os doy muchas gracias por todo el bien que me ha venido vuestra presencia en mi vida -impagable e inolvidable.
Seguid en la tarea, en último término el importante es él. Que él siga siendo conocido, que su murmullo siga llenando nuestras calles y sobre todo el corazón de nuestros catequizados. De él hemos hablado, rezado y cantado en innumerables reuniones.
Por ello os regalo este sencillo poema que me ha inspirado su presencia en mi vida.

CANCIóN DEL CORAZóN

¿Cómo no hablar de ti,
si tu nombre me quema en las entrañas?
¿Si es el amanecer cargado de esperanza,
si es el atardecer en paz del corazón?
¿Cómo no contarte,
cómo no cantarte,
si las cinco letras de tu nombre
bailan una danza interminable
en los salones iluminados de mi alma?
¿Cómo no buscar las huellas de tu paso
en el corazón de Francisco,
en los ojos extasiados de Clara,
en el amor penitencial de Pedro de Alcántara?
¿Cómo no es cuchar a quien de Ti me hable
humildemente,
llanamente,
cordialmente?
¿Cómo acallar la canción del corazón
que me renace cada día
en medio de la «sombra y de la herida»,
en medio del dolor y la desesperanza?
Decir tu nombre es recobrar mi infancia:
Oir tu nombre en labios de mi madre,
Dormirme en una nana interminable
Y despertar con él.
Tu nombre y tu presencia
Atravesando el espesor de mi vida,
Empapándola de consciencia,
De cuidado,
De amor,
De misericordia.
¿Cómo no contarlo?
¿Cómo no cantarlo?
Conservar viva tu memoria,
Hacer que llegue el rumor,
El murmullo de tu presencia
A los hombres, mis hermanos,
Hoy tan desmemoriados,
Hoy tan alejados.
Ese es el reto,
Esa es la tarea,
Señor Jesús,
Despertador siempre alerta de mi conciencia,
Canción siempre nueva para mi corazón.

Paco Neila

Quizás te pueda interesar

XIX Concurso para la elección del cartel oficial de la Semana Santa de Cáceres 2023

Calendario de actos y cultos de la UCP – curso 2022/2023 La Unión de Cofradías Penitenciales de…

Bienvenida de Marchagaz, Santa Cruz de Paniagua, Palomero y el Bronco a su nuevo párroco

El pasado jueves 22 de septiembre tuvo lugar en la parroquia de San Miguel Arcángel de la…

Despedida del Instituto Hogar de Nazaret de la Residencia de Brozas

Este lunes 26 de septiembre tenía lugar la despedida al Instituto “Hogar de Nazaret”. Tras numerosos años…

Ir arriba
X