Despedida de la Congregación de Misioneras de Acción Parroquial de Casar de Cáceres

20171024-despedida

El 8 de octubre, Mons. D. Francisco Cerro Chaves, Obispo de la Diócesis de Coria-Cáceres, acompañado del Párroco de Casar de Cáceres D. Luis-Vidal Arias Moreno, del Sr. Arcipreste, D. Juan M. García Acedo, de D. Ceferino de las Heras Cambero, antiguo Párroco de esta Parroquia, de los sacerdotes de esta localidad D. Severiano Talavero Tovar y D. Rafael Barra Borrella, del P. Urresti OFM que presta servicios pastorales en esta Parroquia y del Vicario de la Vida Consagrada, D. Florentino Muñoz Muñoz, presidió la Eucaristía con motivo de la despedida de la Comunidad de Hermanas Misioneras de Acción Parroquial.

Fue una Eucaristía entrañable, muy concurrida y muy participada con fe, devoción y amor por todos los presentes en las lecturas de la Palabra de Dios, en la oración de los fieles, en las moniciones, en la ofrenda de símbolos religiosos, en la presentación de las ofrendas del pan y del vino, en la Sagrada Comunión…. Los cantos litúrgicos, bajo la guía del Coro Parroquial, fueron muy hermosos y sentidos profundamente. Se percibía que esta Eucaristía era en verdad una acción de gracias al Padre por Jesucristo en el Espíritu Santo por la presencia y el servicio pastoral que estas queridas hermanas han realizado a lo largo de muchos años en nuestro Casar de Cáceres.

El Sr. Obispo con su palabra sentida y pronunciada con caridad pastoral puso de relieve la presencia de estas hermanas aquí y la acción apostólica que han desempeñado con la ayuda del Señor y siempre en comunión eclesial y al servicio de todos en esta parroquia desde el año 1985 que vinieron a Casar de Cáceres hasta este día 8 de octubre de 2017 en que se despiden dejando una huella de caridad y de servicio evangélico que perdura. Recuerdan con emoción y gratitud el día en el que D. Esteban, párroco entonces del Casar de Cáceres, anunció a la Comunidad Cristiana la próxima llegada de una Comunidad de Misioneras de acción parroquial.

En su homilía, el Sr. Obispo puso de relieve que la misión de estas hermanas ha estado centrada en la animación cristiana de la comunidad parroquial, en la formación cristiana de las personas, en la catequesis, en la liturgia, en la atención a los enfermos, necesitados, ancianos…

Por eso, el Obispo manifestó:

Quiero agradecer al Señor que regaló a la Parroquia del Casar de Cáceres y, por tanto, a nuestra amada Diócesis de Coria-Cáceres, la presencia y acción pastoral de las hermanas de esta Congregación que surgió en Carbonero el Mayor -Segovia hace ya 75 años. Todas las hermanas que han estado y las que están aquí ahora fueron y son ante todo un regalo del Señor para todos. Gracias, Señor.

Quiero dar las gracias a todas las hermanas por su presencia callada y humilde, y por la acción evangelizadora y catequética que han realizado en Casar de Cáceres. Nuestra acción de gracias pretende ser ante todo un reconocimiento de la acción salvadora que el Señor ha realizado en vosotras y a través de vosotras en este pueblo. Gracias, hermanas.

Las hermanas han vivido su consagración religiosa encarnadas e insertadas en Casar de Cáceres, intentado siempre con la ayuda del Señor ser fermento de vida cristiana en él. Han sido una comunidad religiosa de inserción evangélica.

El Sr. Obispo pone de manifiesto las tareas que estas hermanas han realizado en esta parroquia: la animación cristiana de la Comunidad Cristiana, la preparación y celebración de los actos de culto, la catequesis de la Comunidad, la atención a los enfermos, a los ancianos… Además, han procurado ayudar a los fieles laicos a participar en la vida y misión de la Iglesia y en el mundo.

De igual modo pone de relieve nuestro Sr. Obispo que las hermanas también participaban en los actos del Arciprestazgo con otras religiosas y los sacerdotes, así como en los acontecimientos diocesanos. Ellas recuerdan con emoción y gratitud aquellos encuentros de oración, de formación permanente y de revisión pastoral en los que participaban con otras religiosas y los sacerdotes de los arciprestazgos de Arroyo y de Alcántara con la ayuda y guía del Vicario del Clero.

Termina el Sr. Obispo encomendando a las hermanas y a toda la Congregación a la providencia paternal de Dios y a la protección de la Stma. Virgen María en su misterio de la Asunción.

Vicaría de Vida Consagrada

Ir arriba
X