Día del Misionero Extremeño en Mérida

20230306-dia-misionero-extremeno

Mérida acogió el Día del Misionero Extremeño, organizado por las delegaciones de Misiones de Extremadura.

Bajo el lema “Compartimos la misión”, este sábado 4 de marzo se llevaban a cabo diversos actos que se iniciaban en la Basílica Santa Eulalia, donde se realizaba la oración inicial y se escuchaban testimonios de misioneros, uno por cada diócesis.

El primer testimonio llegaba de Plasencia, con Mari Ángeles,  una misionera seglar que ha trabajado en Guinea Ecuatorial, que contó las dificultades con las que se encontró al llegar a esa tierra, donde se carece de lo más básico y “te encuentras a veces con un ambiente caótico hostil”, aunque con la entrega misionera fue descubriendo dignidad humana, sentí que lo importante no es ser servido sino servir.

Desde la diócesis de Coria-Cáceres intervino la religiosa peruana Ile Judit, hermana Franciscana de la Inmaculada Concepción. Tras pasar por varios países como Italia y El Salvador, llegó a África, que era su deseo. En 2014 la destinaron por fin a la República Centro Africana, donde vivió experiencias durísima a consecuencia de la guerra. “Entran en las aldeas, secuestran, roban, se llevan a las jóvenes para hacerlas esclavas sexuales y a los niños para explotarlos laboralmente. En medio de esa realidad está presente nuestra Iglesia”. Finalmente tuvo que salir del país por esa situación.

Por último, por Mérida-Badajoz intervino la hermana Martina, mexicana, que reside en el convento de las adoradoras. Les dijo a los participantes que ha descubierto que, como santa Teresita de Lisieux, religiosa de clausura que es patrona de las misiones, “la misión está en casa, en el trabajo, en el ámbito en el que nos movemos, y somos todos, no solo el sacerdote o la religiosa, ofreciendo nuestra vida por las misiones”.

Posteriormente los asistentes al Encuentro realizaron el “Via Martyrium”, desde la basílica de santa Eulalia hasta el acueducto de los Milagros, recordando el camino y el testimonio de la mártir santa Eulalia, que estuvo en el centro de toda la jornada.

Tras la comida los participantes tuvieron la oportunidad de visitar el Museo de Arte y Cultura Visigoda de Mérida, antes del inicio de la Eucaristía, celebrada en la Concatedral de santa María, que fue presidida por Monseñor Celso Morga, arzobispo de Mérida-Badajoz. Don Celso agradeció a los misioneros tener vivo el espíritu de evangelización, algo que ha vivido personalmente en las visitas que ha realizado a los misioneros.

Quizás te pueda interesar

Ernesto Brotóns Tena imparte el retiro de Adviento en Coria

El obispo de Plasencia, Ernesto Brotóns Tena, ha impartido el retiro de Adviento para sacerdotes, vida religiosa…

Celebra la tradición belenista en Cáceres

 XXXI CERTAMEN LOCAL DE BELENES Organizado por el Excmo. Ayuntamiento de Cáceres y la Asociación Belenista, con…

Foro de Laicos potencia el primer anuncio

El pasado lunes día 4 de diciembre se reunió el Foro de Laicos de la Diócesis de…

Scroll al inicio