Diego Zambrano elegido Administrador Diocesano de Coria-Cáceres

20200301-diegozambrano

Diego Zambrano ha sido elegido nuevo administrador diocesano de la diócesis de Coria-Cáceres en espera del nombramiento del nuevo obispo.

La diócesis de Coria-Cáceres se encuentra ahora en Sede Vacante lo que no interfiere en el normal funcionamiento de la institución en todos los niveles: pastorales, de gestión, formativos, litúrgicos…

En la tarde de este domingo 1 de marzo de 2020, se ha celebrado la reunión del Colegio de consultores de la Diócesis de Coria-Cáceres. El Administrador diocesano debía ser elegido antes de ocho días. Entre los requisitos: ser un sacerdote con 35 años, que destacase por su doctrina y prudencia. Fruto de esa reunión ha sido elegido D. Diego Zambrano, como Administrador Diocesano.

Primera correspondencia del Administrador Diocesano

BIOGRAFíA DIEGO ZAMBRANO

Diego Zambrano nació el 14 de marzo de 1974 en Fuente del Maestre -Badajoz. Realizo los estudios eclesiásticos en el Seminario de Cáceres licenciándose en Estudios Eclesiásticos. En la Universidad Pontificia de Salamanca obtuvo la Licenciatura en Derecho Canónico.

Recibió la ordenación sacerdotal el 22 de febrero de 2003. Ha sido párroco de Nª. Sra. de la Asunción de Torremocha y de la Parroquia de Santa María Magdalena de Botija.

En el Tribunal eclesiástico ha desempeñado los oficios de Notario-Actuario y Defensor del Vínculo.

El 11 de mayo de 2009 fue nombrado Secretario General y Canciller de la diócesis. En la actualidad es Profesor de Derecho Canónico del Seminario Diocesano, Juez Diocesano y Párroco «in solidum» de Fátima en Cáceres. Fue párroco de San José. Desde septiembre de 2016 es Vicario General de la Diócesis de Coria-Cáceres.

¿QUé PUEDE Y QUé NO PUEDE HACER UN ADMINISTRADOR?

Tiene la misma potestad del obispo diocesano, exceptuando algunas cuestiones marcadas por el derecho canónico. Por ejemplo no puede administrar las Sagradas órdenes -lo haría algún obispo llegado el caso. Tampoco puede consagrar el Crisma.

Es un proceso de continuidad y «en espera» del nuevo pastor. Se dice que en sede vacante, el administrador no debe «causar perjuicio a la diócesis» y que «nada debe innovarse». Es decir, que no deben producirse cambios significativos o de calado en el normal funcionamiento de la diócesis, tanto a nivel de gestión como de pastoral.

¿HASTA CUáNDO ESTá AL FRENTE DE LA DIóCESIS EL ADMINISTRADOR DIOCESANO?

El Administrador Diocesano cesa en su cargo cuando el nuevo obispo toma posesión de la diócesis

Quizás te pueda interesar

Círculo del silencio por las personas en prisión

El jueves 29 de septiembre, a pesar de la lluvia, en la Plaza de San Juan de…

Un nuevo curso para el Seminario: «Una casa abierta para todos»

Iniciamos un nuevo curso en nuestro Seminario Diocesano de San Pedro Apóstol y María Inmaculada de nuestra…

Afiliación del ITPA a la Facultad de Teología «San Isidoro» de Sevilla

En la imagen, el arzobispo de Sevilla, Mons. José Ángel Saiz Meneses junto  a Mons. José Rico,…

Ir arriba
X