DON FRANCISCO ES FELIZ POR SER OBISPO DE CORIA-CÁCERES

20140912-obispo

El pasado día dos de septiembre en la Catedral de Coria, Don Francisco Cerro Chaves recordaba a sus diocesanos que hacía siete años había recibido el don del Espíritu como sucesor de los Apóstoles, que le acreditaba como obispo de la Diócesis de Coria-Cáceres. Fue para todos un momento de alegría el evocar dicho acontecimiento.

Llegada la homilía, nos decía lo contento que se encontraba por estar aquí; se refería a la Catedral, a la Diócesis y a lo feliz que se siente por ser Obispo de Ella; toda la felicidad le viene desde hace catorce años, cuando se encontró con Jesucristo. Volvió a recordar las condiciones que vienen en su escudo episcopal en las que basa su acción pastoral:

Primero el amor al Corazón de Jesús, segundo, el amor a la Virgen de Guadalupe -que es una manera de tener presente a toda Extremadura, y tercero, el castillo de su pueblo, Malpartida de Cáceres, que indica sus raíces.

Después de tantos años, sus convicciones continúan siendo las mismas, pero adquieren un nuevo tinte:

1º Amor al Corazón de Jesús: el amor a Jesús sigue estando ahí, y con más fuerza. Quiere ser cantor de este corazón, al estilo de Santa Teresa, ahora que vamos a comenzar un Año Jubilar con motivo del V Centenario del nacimiento de la Santa de ávila; a la vez, el Sr. Obispo agradece que la imagen del Corazón de Jesús se haya colocado en un lugar preeminente de la Catedral.

2º Amor a la Virgen: quiere recordarnos, como la entrega de la Virgen, que el 2015 va a ser el Año de la Vida Consagrada. En este momento evocó la tristeza por las muchas religiosas que se han marchado de la Diócesis.

3º Ahondando en sus raíces ha convocado el XIV Sínodo Diocesano: buscando el diálogo entre todos y sin temor. Nos dice en la homilía que no tiene miedo a dialogar a través de este Sínodo. En él se busca la corresponsabilidad de la Iglesia y se va a debatir lo que sea mejor para el buen caminar diocesano. Se trata de escuchar lo mucho que los seglares tengan que decir a la Iglesia y lo que la Iglesia, tenga que decir a los seglares. A pesar de los trabajos sinodales, nuestro Obispo no dejará de venir a Coria y a todos los pueblos, como siempre hace.

Después de la Eucaristía, nos acercamos a la Casa de la Iglesia para disfrutar de un rato de convivencia en un ágape fraternal.

Desde estas líneas aprovecho, en nombre de toda la Vicaría de la Zona Norte, para felicitar al Sr. Obispo por estos siete años que lleva entre nosotros y ¡que el Señor haga que su estancia se prolongue entre nosotros! ¡FELICIDADES!

Román Fernández Martín

Quizás te pueda interesar

Cáritas ofrece una atención individualizada a las personas mayores en situación de vulnerabilidad

Cáritas Diocesana de Coria-Cáceres continua un año más ofreciendo el Servicio de Ayuda a Domicilio, atención personalizada…

La Virgen de la Montaña más cercana que nunca

En rueda de prensa celebrada en el patio del Palacio Episcopal de Cáceres, la Cofradía de la…

Seminaristas onubenses en Coria

Jóvenes de Huelva y varios seminaristas onubenses, acompañados por el Delegado episcopal de Pastoral Universitaria y el…

Scroll al inicio