El arciprestazgo de Alcántara-Arroyo se vuelca en dos nuevos proyectos en Mozambique y Bolivia

La reunión de cáritas arciprestal de Alcántara-Arroyo de la Luz del mes de febrero se celebró en Alcántara donde concurrimos 36 representantes de nueve cáritas locales.

Después de la oración inicial y la aprobación del acta de la sesión anterior, seguimos con el orden del día.

Entre lo más destacado, se acordó apoyar dos proyectos internacionales presentados: el primero denominado «Construyendo un futuro para los niños de Mafabuka» de Cáritas parroquial de Casar de Cáceres en representación de las Misioneras de Acción Parroquial de Namaacha, diócesis de Maputo -capital de Mozambique; el objetivo es apoyar el desenvolvimiento escolar y psicomotor así como reforzar la alimentación de los niños de esta zona rural mozambiqueña.

El otro proyecto lo presentó cáritas de Aliseda en nombre de las Misioneras Apostólicas y se llama «Luz de esperanza». Se llevará a cabo en La Paz -Bolivia y consta de cuatro talleres de formación, dedicados a Costura, carpas solares, cerámica y carpintería destinados a jóvenes en exclusión social. El coste de ambos proyectos asciende a 7800€.

Queda pendiente atender las necesidades de nuestro entorno, como son Proyecto Hombre y las Residencias de Mayores, nuestro esfuerzo también debe ir encaminado a ellos, y así lo haremos en campañas específicas tratando de involucrar a los jóvenes, buscando el acercamiento de estos hacia la acción caritativa.

En la última reunión de la permanente de Cáritas Diocesana, se resaltó -y así nos lo hicieron saber-, la necesidad que hay de evangelizar en la acción caritativa que se realiza en cada cáritas parroquial. No debemos ser meros dispensadores de alimentos. Debemos adaptarnos a los nuevos tiempos, nuevos problemas, nuevas necesidades, tener muy presente que nuestras acciones tienen que partir del reconocimiento de la dignidad de las personas como Hijos de Dios y de los derechos que de ellos se derivan. Acoger, escuchar y acompañar, debemos encaminar nuestra acción, entre otras cosas, a aportar algo que no está en manos de la legislación, ni los presupuestos; un plus de humanidad, de cercanía y vecindad que no puede ofrecerles la administración. Y en esa difícil tarea andamos todos los voluntarios de Cáritas de este arciprestazgo, tratando de hacer el bien sin mirar a quien, solo nos prima el Amor por el prójimo.

Quizás te pueda interesar

Ven a sanar la herida del duelo

En abril, se anunció la apertura de una pastoral del duelo en nuestra diócesis. La Delegación de…

Nombramientos diocesanos para el próximo curso

El Obispo de Coria-Cáceres, Monseñor Jesús Pulido, para proporcionar la mejor atención pastoral de la diócesis, ha…

Solemnidad de Santiago Apóstol

El obispo de Coria-Cáceres, Mons. Pulido Arriero, ha hecho público un decreto con fecha de 5 de…

Scroll al inicio