«El principal y más básico valor espiritual es la oración» D. Felipe Carmona, pastor protestante, Delegado de Relaciones Ecuménicas de la Iglesia Evangélica de Cataluña

20120210-francisco-cerro-y-felipe-carmona

Casado hace 56 años, tiene 2 hijos y 5 nietos; persona madura afable, de raíces andaluzas y vascas, habló de «La urgencia y el valor del Ecumenismo», en el Centro Franciscano ágora, dentro del Octavario de Oración por la Unión de los cristianos.

¿Qué es para ud. lo más urgente dentro del Ecumenismo»

Es el cambio de actitud de los cristianos, de todos los seguidores de Cristo en las distintas Iglesias, hacia una mayor humildad y apertura hacia un vivo y constante diálogo vital, compartiendo la Palabra y nuestra común vivencia evangélica. Nuestra actitud positiva nos debe llevar a fijarnos en lo mucho que nos une por encima de algunas diferencias seculares que nos separan.

¿Cuáles son los principales valores del Ecumenismo»

El principal y más básico valor espiritual es la oración, ya que la unidad de los cristianos, aunque no sea total, es un don divino que debemos impetrar asiduamente; por ello la debemos pedir no sólo personalmente sino dentro de la comunidad, y no sólo en este octavario, como yo hago con el Delegado Católico de Relaciones Interconfesionales de Barcelona, con el que me reúno a orar mensualmente. Importante es que nos vean los demás rezar juntos y nos sintamos cercanos, queriéndonos y conociéndonos cada vez más.

¿Y qué otros valores o aspiraciones importantes ve»

Además de hablar a Dios de los hombres nuestros hermanos, debemos hablar a los hombres de Dios, de su Palabra, viviendo nosotros su evangelio, esto es, luchando juntos por la paz, la justicia y la solidaridad entre todos, sin discriminación alguna; la verdad está en los pobres y el puente de aproximación es el amor.

¿Esta tarea ecuménica y evangelizadora es a un nivel jerárquico o los laicos tenemos algún papel destacado»

Evidentemente que hay que empezar por el laicado, por una pastoral de la vida y seguir ampliando esa base de aproximación y de diálogo tolerante; simultaneándolo con reuniones teológicas y celebraciones litúrgicas, donde la jerarquía tiene un papel más destacado. Nosotros en nuestra Iglesia, que sufre igual carencia vocacional que en la Iglesia católica, estamos preparando a los laicos para que asuman tareas pastorales de responsabilidad.

Quería agradecerles su excelente acogida en esta bella ciudad, que está tan bien iluminada arquitectónica como espiritualmente: muchas gracias.

Miguel Fresneda

Quizás te pueda interesar

Charla Coloquio “El Evangelio de lo Social” por Mons. García Cadiñanos

El próximo 17 de abril, el Seminario Mayor de Cáceres se convertirá en punto de encuentro para aquellos…

Cáceres acogerá el I Encuentro Interdiocesano Cristianos en la Vida Pública

Bajo el lema Comprometidos por el Bien Común, el Seminario Diocesano de Cáceres acogerá el 20 de…

Encuentro Sinodal en el Convento del Palancar

El pasado domingo 14 de abril, el  Convento del Palancar se convirtió en un punto de encuentro…

Scroll al inicio