Fiesta de Guadalupe en la parroquia de Cáceres

20160912-guadalupe

El intenso calor de este verano no ha impedido que los trajes regionales lucieran en la parroquia de Guadalupe de Cáceres para festejar a su patrona. Pero el calor principal estaba en los corazones de tantos feligreses y amigos de la ciudad que se acercaron a vivir la Eucaristía en intensa fraternidad con esta barriada.

Las canciones de la misa nos ayudaron a situarnos en la difícil realidad extremeña que, junto a la letra de otro himno a Extremadura reivindicaban el derecho y la responsabilidad de decidir por dónde tenemos que levantar nuestra tierra para seguir creciendo. La medallas de Extremadura nos hicieron dar gracias a Dios porque detrás de ellas hay muchos cristianos silenciosos que se implican por mejorarla.

En los días anteriores la comunidad se preparó con un triduo que en este año no podía ser otro que el de imitar a María como madre de misericordia. El primer día destacamos las actitudes individuales para vivir la ternura con el perdón y el acompañamiento; el segundo la importancia de estar organizados en comunidad para vivir la solidaridad con los más necesitados; y el tercero desde las claves trascendentes de la fe cristiana que es la que da el color esencial al sentido de nuestra vida.

Tres símbolos resumen nuestra reflexión y compromisos de nuestra manera de expresar el homenaje a la Virgen de Guadalupe: una escalera como querer avanzar poco a poco en la perfección de las actitudes de cada persona. Una maleta para renovar nuestro compromiso parroquial con transeúntes, inmigrantes y refugiados… y el Cirio pascual encendido, y agarrándonos a él, como gesto de sentirnos enviados de la comunidad para anunciar que la misericordia del Señor no se queda en la oscuridad de las miserias sino en la luz de la mano tendida que «levanta de la basura al pobre» de todo tipo de pobrezas -incluida la de quien solo ve con los ojos del dinero para elevarlo a la más alta dignidad de ser persona, como dice el cántico del magníficat.

Unos bailes regionales y unas sopitas de tomate con uvas e higos pusieron el broche final de convivencia y encuentro festivo lleno de dulzura para seguir en la brecha.

Equipo de Liturgia de Ntra. Sra. de Guadalupe

Quizás te pueda interesar

Encuentro Sinodal en el Convento del Palancar

El pasado domingo 14 de abril, el  Convento del Palancar se convirtió en un punto de encuentro…

Inauguración del Museo Municipal del Tuero: Un viaje al pasado en Aldea del Cano

El pasado viernes 12 de abril, se vivió un momento histórico en Aldea del Cano con la…

San Pedro de Alcántara prepara para su Convivencia de Pascua

La Comunidad Parroquial San Pedro de Alcántara de Cáceres está ultimando los detalles para su tradicional Convivencia…

Scroll al inicio