Francisco Cerro sobre la campaña de Manos Unidas: «la crisis no debe afectar a la solidaridad con las grandes necesidades y retos de la humanidad»

20130207-franciscocerro

¡Nos queda tanto por hacer para erradicar del mundo tantos males como aquejan a nuestra sociedad! El más grave de todos, el que sigue avergonzando a todos, muy especialmente a los cristianos, que afirmamos que todos somos hermanos porque la fe nos dice que todos somos hijos de Dios, nuestro Padre, es el drama del hambre en el mundo.

Hace muchos años que un grupo de mujeres intrépidas, que se resistían a quedarse con los brazos cruzados cuando todavía quedaba tanto por hacer, se lanzaron a la empresa de Manos Unidas contra todas las hambres de la tierra, que expresan que no hay justicia sin igualdad.

Poco a poco a esas manos se les han ido uniendo otras manos y una sociedad que quiere ser solidaria con los pobres y donde encontraban en el Evangelio de Jesús la fuerza como las primeras mujeres que trabajaron en la campaña contra el hambre surgieron de la Acción Católica y de la Doctrina Social de la Iglesia que les impulsaba a creer que era todavía posible un mundo mejor para que exista la justicia que debe brotar de la igualdad de todos los hombres. Como decía San Pablo «ya no hay distinción entre judios y griegos, hombres o mujeres, esclavos o libres, porque todos somos hijos de Dios» No es posible la igualdad que no lleva a una justicia y no es posible la justicia que no nos lleve a la lucha por la igualdad.

Benedicto XVI nos recuerda siempre que una sociedad que se aleja de Dios y de los principios del Evangelio se hace cada vez más injusta y se dan todo tipo de desigualdades, donde los ricos cada vez son más ricos y los pobres cada vez son más pobres, como nos está pasando a todos en estos momentos de la historia la crisis que estamos sufriendo.

Esta 54 Campaña de Manos Unidas quiere sensibilizar y actuar sobre el tercer objetivo del milenio: promoción de la igualdad entre los sexos y la autonomía de la mujer.

Es verdad que la mujer a lo largo de la historia ha sido y es víctima de la violencia física y psicológica. Es verdad que son también las niñas y mujeres las grandes víctimas del comercio de personas, así como de graves violencias constantes. ¿Cómo no denunciar el aborto de niñas, infanticidios o abandono de las ya nacidas?.

Esta Campaña del 2013: «No hay justicia sin igualdad» Manos Unidas se lanza una vez más para ayudar en el corazón de los problemas y de los dramas que sufren los pueblos, sabiendo que hay que denunciar y acabar con los orígenes de la discriminación que sufren las mujeres y apoyar proyectos para que se reconozca su dignidad y para impulsar el desarrollo integral de las personas y de los pueblos. Anunciar la solidaridad y denunciar la injusticia.

Invito a la solidaridad en este tiempo de crisis porque la crisis no debe afectar a la solidaridad con las grandes necesidades y retos de la humanidad. Manos Unidas nos recuerdan como concienciación y llamada a no quedarnos cruzados de brazos, sino a actuar para que verdaderamente podamos ayudar a todos en esta campaña muy especialmente a las mujeres, a las niñas, a todas las personas, que por falta de justicia, viven situaciones que claman al cielo. Cerrar los ojos sería cerrar el corazón.Campaña 54 Manos Unidas

Manos Unidas nos invita a abrir el corazón y el bolsillo para que seamos ricos en generosidad y en compartir aunque tengamos quizás en estos momentos menos recursos, debemos compartir a favor de los que no tiene nada. La generosidad que siempre ha sido la distinción de los hombres y mujeres de buena voluntad nos debe hacer caer en la cuenta en este cincuenta aniversario del Concilio Vaticano II que es necesario más que nunca que los cristianos seamos personas dispuestas, abiertas y sensibles a todo lo humano, porque verdaderamente el Verbo con su encarnación nos recordó que el misterio del hombre sólo se ilumina a través del Misterio de Cristo y que todo lo humano es digno de ser vivido, porque todo lo humano tenemos que hacerlo nuestro, como nos recuerda la Constitución Pastoral de la Iglesia en el mundo «Los gozos y las esperanzas de los hombres y mujeres de nuestro tiempo deber ser los gozos y esperanzas de los discípulos de Jesús .

FRANCISCO CERRO CHAVES. Obispo de Coria-Cáceres

Quizás te pueda interesar

Peregrinación de Catequistas a la Ermita de la Virgen del Ara

El delegado de catequesis, Roberto Rubio, ha remitido una carta a los catequistas, recordándoles que a final…

I Jornadas de puertas abiertas sobre Nutrición y Ejercicio

La Residencia San Nicolás de Bari de Coria acogerá las primeras jornadas de puertas abiertas sobre nutrición…

Encuentro de la familia Vicenciana en Cáceres

El pasado 21 de junio en la casa de las Hijas de la Caridad, en la calle…

Ir arriba
X