Itinerario cuaresmal de CONFER de la mano de dos mujeres bíblicas: Rut y Noemí

20160302-danza

El retiro de Cuaresma de CONFER de Coria-Cáceres se vivió de la mano de 4 mujeres que sirvieron para profundizar en el desierto de la vida para encontrase con el Dios que nos habita. Las religiosas Carmen Notario y Magdalena Bennasar, Misioneras de la Palabra de Dios, con un gran dominio de la palabra transmitida desde lo que viven en la oración y en la vida, ofrecieron la riqueza de dos mujeres bíblicas, Rut y Noemí, como iconos de la vida religiosa. «Las seguimos muy de cerca, -cuenta Jara Redondo, secretaria de CONFER- acompasando nuestro paso al suyo, nuestro corazón a sus latidos, sus pérdidas a las nuestras, su amistad incondicional, como reto a cultivar la amistad en nuestras comunidades. Buscamos en el desierto oracional al Esposo. La amistad en la vida religiosa es necesaria para experimentar la amistad de Dios y con Dios, para ser iconos del amor de Dios hecho carme«.

El proceso del gusano de seda fue utilizado como una metáfora preciosa de la vida religiosa. «El gusano, hace un gran esfuerzo, y él mismo segrega la seda que le va envolviendo hasta formarse el capullo. De modo semejante, Espíritu Santo, va segregando esta seda en cada uno de nosotros. La etapa de capullo es imprescindible para transformarse en mariposa. El gusano, como cada uno de nosotros, no está llamado a arrastrarse, sino a volar con nuevos lenguajes, nuevas perspectivas, nuevos sueños. Abiertas al Espíritu, que nos invita a relacionarnos con cariño, porque la mayor pérdida que podemos experimentar es relacionarnos con los demás sin cariño, sin misericordia«.

En la charla de la tarde, se invitó a los participantes a salir de su zona de confort -aquella que dominamos y que impide atrevernos a vivir de otra manera, una manera de vivir más evangélica, más genuina, más profética- durante esta cuaresma. El retiro terminó con otras preguntas provocadoras de búsquedas: ¿Te atreves a soñar el sueño de Dios para ti? ¿Te atreves en esta Cuaresma a preguntarle a Dios, a mirarle a los ojos y a dejarte mirar por él para escucharle desde lo profundo de ti mismo, qué quiere que dejes, de qué zona de confort te tienen que alejar?

«El retiro fue una gozada espiritual, con unos ingredientes novedosos: Palabra orada, reflexionada, compartida, celebrada y danzada. ¡Sí!, ¡danzada! Alabamos y agradecemos a Dios la posibilidad de vivir esa experiencia conjunta y enriquecedora«, culmina la hermana Jara.

Además, en el retiro se lanzó una propuesta y desde CONFER de Coria-Cáceres invitan a todos los que quieran participar. Se trata de un «café teológico». Se trata de compartir una vez al mes formación, vida, inquietudes, propuestas, sueños y vocación.

Ir arriba
X