JORNADA DE LA INFANCIA MISIONERA en algunos lugares de la Diócesis

20150127-infancia-casar

Casar de Cáceres pone su mirada en los niños más pobres

«Yo soy uno de ellos» es el lema del domingo 25 de enero, Día de la Infancia Misionera que se celebró en la Parroquia Ntra. Sra. de la Asunción de Casar de Cáceres a través de una rica y profunda simbología. Una Eucaristía Familiar muy centrada en los niños y niñas que en cualquier rincón del mundo sufren explotación, marginación, maltrato, hambre… Cinco carteles de los continentes ambientaron la Celebración.

Los niños fueron encendiendo velas blancas a su alrededor para unirse al sufrimientos de esos pequeños y sobre todo, para pedir que todos sigamos trabajando, rezando y luchando, para que todos los niños puedan ser felices en todos los rincones del planeta, para que todos puedan disfrutar de una vida digna, para que a ninguno de ellos les falte el alimento diario.

«Fue emotivo e ilusionante, comprobar cómo entre todos es posible construir un enorme corazón rojo donde, desde la diversidad y el respeto, podamos rodear el mundo de la palabra Amor. Todos nuestros niños rieron, aplaudieron, rezaron y cantaron al Dios de todos, al Dios de la esperanza, al Dios de la vida, pero sobre todo, desde las palabras de nuestro párroco D. Roberto en la homilía, salieron de la Eucaristía con el deseo de ser pequeños misioneros en el cole, en casa, con los amigos…» explica una catequista de Casar de Cáceres.

Los niños nunca defraudan. Celebración en la Catedral de Coria

Infancia Misionera en Catedral de Coria

Y en la zona norte de la diócesis, la Santa Iglesia Catedral de Coria, acogió la celebración de este día, presidida por Julián Carlos Pérez. Los niños y niñas de educación primaria e infantil, de las escuelas de Coria participaron en la eucaristía, en la que ellos eran los verdaderos protagonistas, contribuyendo a dar un toque de color y de calor a la catedral.

Sus profesoras de religión y catequistas, realizaron como siempre un magnífico trabajo, motivando una participación muy activa.

Son casi 180 años, desde que el obispo de Nancy, Francia, monseñor Charles de Forbin Janson, allá por 1843, e impresionado por las cartas y noticias de misioneros que le escribían, sobre todo desde China, contándole la difícil situación de los niños, y especialmente de las niñas, de ese país, fundara la Obra de la Infancia Misionera, recordó Julián Carlos.

«En su homilía, destacó algo que llegó a los niños, – explica Juan Carlos Novo- pero sin duda más a todos los adultos que se encontraban en el templo: Si queremos que una cosa salga bien, acudamos a los niños. Ellos nunca defraudan’.

Los invitó a dejar sus redes en la orilla, al igual que hicieran los primeros apóstoles, para poder seguir a Jesús, sin ataduras. De entre las ofrendas presentadas, destacaba un rosario con los colores de los 5 continentes.

Quizás te pueda interesar

La Diócesis contará con un nuevo diácono permanente desde el día de la Inmaculada

El próximo jueves, 8 de diciembre, solemnidad de la Inmaculada Concepción de María, a las 18:30 horas,…

Rezo del rosario por las calles

Una treintena de jóvenes se reunió en  la Plaza  de san Blas el 28 de noviembre. El…

Hermanamiento mariano entre Torrejoncillo y Puebla de la Calzada

Torrejoncillo y Puebla de la Calzada hermanados por la “Pura”. El domingo 27 de Noviembre de 2022…

Ir arriba