JORNADA MUNDIAL DEL TRABAJO DECENTE -07-Octubre-11 El trabajo decente principio de vida para el ser humano

20111006-trabajo-decente

La Organización Internacional del trabajo fundamenta esta Jornada Mundial en razones poderosas: «El trabajo decente es esencial para el bienestar de las personas. Además de generar un ingreso… el trabajo decente sintetiza las aspiraciones de los individuos durante su vida laboral«. La Iglesia asume ésta causa pero coloca «la dignidad esencial de todo hombre y mujer«, criatura e imagen de Dios, como el pilar que sostiene la vida humana, es el centro de la sociedad y de la comunidad cristiana y el objetivo a conseguir con el trabajo. Por ello los que formamos la Iglesia no podemos permanecer insensibles a todo lo que sirve al verdadero bien de la persona, como tampoco podemos permanecer indiferentes a lo que la amenaza. Nuestra fe en Jesucristo nos reclama comprometernos para que la vida en el mundo sea más conforme a la dignidad humana, en todos sus aspectos, para hacerla cada vez más plena y humana.

El trabajo sirve al bien de la persona en la medida en que lo convertimos en instrumento de comunión y está al servicio de ella. Eso sólo es posible, como nos dice Benedicto XVI, cuando, en cualquier sociedad, el trabajo – sea asalariado o no- es decente. Un trabajo de calidad y con derechos.

Por ello, erradicar la plaga del desempleo -como la que sufrimos en nuestro país, y en nuestra región que en septiembre ha sido la tercera Comunidad Autónoma en la que más ha subido el paro situándonos en 125.050- ha de ser una prioridad política y debe unir a Gobierno, partidos políticos y a los agentes sociales a buscar medidas que generen empleo. Pero sólo aquél que esté a la altura del ser humano, que sea decente.

No es legítimo utilizar las altas tasas de desempleo para acometer permanentes Reformas Laborales bajo la justificación de «mejor un empleo temporal que un parado». Que generan una mayor flexibilidad en el uso de la mano de obra y una transformación del mercado de trabajo amparado por el Derecho en un mercado de mercancías sujeto a la ley de la oferta y la demanda.

Cuando esto se hace, se promueve y extiende un trabajo que no es decente sino temporal, mal pagado, sin derechos, flexible e inseguro… Entonces éste deja de ser un bien para la persona, un principio de vida, para convertirse en un obstáculo para el desarrollo personal, familiar y social. Así, el trabajo se transforma en un instrumento de la actividad económica y productiva profundamente despersonalizado y rompe el ser de la persona, porque el trabajo es inseparable de quien trabaja. Cuando esto ocurre el empleo camina por un lado y las necesidades humanas por otro.

Pedimos al Señor que esta 4ª Jornada Mundial por el Trabajo Decente nos lleve a la Iglesia y a toda la sociedad a reclamar y extender un trabajo decente porque sin él nuestra sociedad no podrá caminar en comunión, justicia y dignidad. Propongo el «Decálogo del Trabajo Decente» de Benedicto XVI. La «decencia» en el trabajo viene por:

1. Que el trabajo sea expresión de la dignidad esencial de todo hombre o mujer

2. Que el trabajo sea libremente elegido

3. Que el trabajo asocie efectivamente a los trabajadores al desarrollo de su comunidad

4. Que los trabajadores sean respetados

5. Que el trabajo satisfaga las necesidades de las familias

6. Que el trabajo consiga escolarizar a los hijos sin que se vean obligados a trabajar

7. Que los trabajadores puedan organizarse libremente

8. Que los trabajadores puedan hacer oír su voz

9. Que los trabajadores consigan espacio para reencontrarse adecuadamente con las propias raíces en el ámbito personal, familiar y espiritual

10. Que el trabajo asegure una condición digna a la hora de la jubilación

-Caritas in Veritate, 63

Miguel ángel González Sáiz

Delegado Diocesano de Pastoral Obrera

Diocesis Coria-Cáceres

Quizás te pueda interesar

Círculo del Silencio por las personas mayores

El próximo jueves 25 de julio a las 20:00 horas, Cáritas Diocesana de Coria-Cáceres organiza un Círculo…

La Hermandad de la Salud firma un convenio con ELA Extremadura y el Colegio de Médicos

El pasado jueves, el Mayordomo de la Hermandad de la Salud, Juan Eduardo Martínez, firmó un acuerdo…

Final de los cursos de Atención Sociosanitaria a Personas Dependientes en Instituciones Sociales

Cáritas Diocesana de Coria-Cáceres ha culminado los cursos de Atención Sociosanitaria a Personas Dependientes en Instituciones Sociales,…

Scroll al inicio