Jóvenes de Torreorgaz visitan a las Hijas de la Caridad

20110323-jovenes-torreorgaz

Porque es muy importante que nuestros jóvenes conozcan todos los rostros de la Iglesia. Porque los preferidos de Cristo siguen siendo los pobres. Porque muchas personas viven cada día haciendo más felices a los que nada tienen. Porque las Hijas de la Caridad son uno de los grandes tesoros de la Iglesia

Por todo esto, y por muchas más razones, treinta jóvenes de Torreorgaz hemos tenido la suerte de conocer y saborear la esencia de un pequeño rincón de la parte antigua de Cáceres; quizás el rincón menos conocido pero el más importante a los ojos de Dios. Un rincón en el que unas «hijas» de San Vicente de Paúl siguen haciendo realidad el carisma de este gran Santo sirviendo a los «pobres más pobres».

Fue una tarde muy enriquecedora en la que tuvimos tiempo para todos. Después de llenarnos de las palabras tan profundas de la Superiora de las Hijas de la Caridad, visitamos todas las instalaciones, de una manera especial el comedor social en el que ellas están dando actualmente de comer casi a 50 personas cada día que no tienen lo necesario para vivir.

Después de dicha visita, fuimos a conocer el Palacio Episcopal, porque muchos de nuestros jóvenes habían oído hablar de él pero no lo conocían por dentro. Posteriormente nos adentramos en la Concatedral de Santa María para que los jóvenes admirasen una de las joyas más importantes de nuestra Parroquia de Torreorgaz y que está expuesta en el Museo de Santa María, nuestra custodia-cáliz de 1624.

Y tras una tarde tan aprovechada, teníamos que reponer fuerzas; por eso, terminamos nuestra visita degustando un rico chocolate con churros, momento en el que pudimos compartir y dialogar sobre lo que había supuesto para cada uno de nosotros todo lo que en esa tarde habíamos vivido.

Los treinta jóvenes regresaron a Torreorgaz con el corazón engrandecido por todo ello, de una manera especial por la labor que hacen las Hijas de la Caridad cada día; de tal manera que algunos de ellos se han comprometido a ayudar como voluntarios en el comedor social cuando sus estudios y su trabajo se lo permitan.

Todos tenemos que seguir buscando caminos que lleven a los jóvenes a Cristo, una Iglesia joven, actual, cercana a los necesitados y esperanzada todavía sigue siendo posible. Con la misma ilusión y fuerza de siempre: ¡Adelante, siempre adelante!.

Roberto Rubio Domínguez

Quizás te pueda interesar

Fallece la madre del obispo Mons. Pulido

Ha fallecido Doña Victoria, madre de Mons. Pulido, Obispo de Coria-Cáceres. El presbiterio y toda la familia…

Homenaje de Mata de Alcántara a D. Luis Romero Sevilla

En la tarde del lunes 8 de agosto, en el marco de sus fiestas patronales,  el pueblo…

Nuevos nombramientos para el Colegio Diocesano José Luis Cotallo

El Obispo de Coria-Cáceres, Monseñor Jesús Pulido ha realizado los siguientes nombramientos con fecha de 28 de…

Ir arriba
X