Jóvenes evangelizando en la noche

20221116-jovenes-evangelizar-noche

“Vosotros sois la luz del mundo” (Mt 5, 14). “Id y haced discípulos” (Mt 28, 19)

“Levántate y camina con María”. Eso hicieron el viernes por la noche más de 30 jóvenes, ponerse en camino y salir a las calles para llevar con mucha alegría y valentía, el anuncio de que Cristo está vivo nos espera y nos ama, y que cuando te encuentras con este amor te da la felicidad plena.

Empezamos con una pequeña formación impartida por el Padre Rafael, para explicar a los jóvenes en que consiste la evangelización, como se lleva a cabo la misma y formar los tres grupos de personas que se necesitan: evangelizadores-misioneros, oradores, acogida. Después compartimos una pequeña cena para charlar distendidamente y conocernos, al finalizar nos fuimos a la Ermita de la Paz.

Allí, acompañados por nuestro Obispo Don Jesús, tuvimos primeramente una oración todos juntos con la exposición del Santísimo, poniendo en manos del Señor a los jóvenes que participan de esta experiencia; los oradores que se quedan rezando con cantos y meditaciones, los misioneros que salen a evangelizar de dos en dos enviados por nuestro Obispo, y el grupo de acogida, que se queda en la puerta recibiendo a todas las personas que se acercan a la Ermita.

Pero mucho mejor que explicar lo que supuso esta experiencia, es escuchar el testimonio de dos jóvenes que la vivieron:

“Irene, 21 años, estudiante de Educación Primaria. “Luz del mundo y sal de la tierra” Una noche mágica llena de luz, sentimientos, posits, música, sorpresas, reencuentros y también algunos NO. Una noche en la que fuimos misioneros evangelizadores y acercamos a mucha gente a valorar, a recordar o incluso a conocer el verdadero tesoro que es Jesús en nuestras vidas. Una noche en la que nosotros mismos fuimos evangelizados por personas que no conocíamos. Una noche en la que María nos llevó de la mano a Jesús. Una noche en la que muchos nos sentimos lápiz en las manos de Dios para escribir una preciosa carta de amor al mundo. Agradecida infinitamente por todo lo bueno y rezando para que esos NO vayan mucho más allá de un simple rechazo, pudiendo llegar a abrir una puerta, una puerta abierta por Dios que jamás se vuelva a cerrar. Gracias a todos los evangelizadores y a todos los evangelizados. Gracias a todos los que nos acompañaron y fueron luz, entre ellos nuestro Obispo Don Jesús. Por supuesto, gracias al cielo, siempre”.

 “Me llamo Lourdes Criado, tengo 21 años soy de Cáceres y estudio 4º de Derecho y ADE. Es la primera vez que participo en la evangelización en la noche, en la formación me sorprendió mucho una frase que nos dijo el P. Rafael, y es que no había instrucciones fijas a la hora de evangelizar, sino que dejáramos que “el Espíritu de Dios hablara en nosotros”, que nos iluminara. Tras una cena que compartimos como una gran familia, nos dirigimos a la ermita de la Paz, para en primer lugar orar todos juntos. Mientras orábamos ante el Santísimo, yo no podía parar de pedirle al jefe que me inundara de Él, que me diera sus ojos para ver y no juzgar, y su boca para decir las palabras correctas, pues yo lo que quería era, que, al evangelizar, la gente viera en el verdadero rostro de Jesús. Y así salí a evangelizar con mi compañero Javier, que me enseñó a transmitir el mensaje de Dios con naturalidad, simplicidad, calma…Aunque las respuestas de las personas ante tal mensaje eran muy diversas, nosotros al final optábamos siempre por decir muchas gracias por escucharnos, y que igualmente rezábamos por ellos. Estuve hablando largo rato con un joven que, siendo creyente, está muy alejado del Señor, al terminar quedamos para ir a la misa joven el domingo. Sin duda, todo esto es un milagro, yo me fui a mi casa con el corazón lleno de Amor de Dios, y simplemente espero haber podido dejar un poquito de ese amor en cada uno de los corazones que ayer toqué en nombre de Jesús”.

Ya no queda añadir más palabras, tan sólo seguir rezando por los frutos de esta noche tan especial, en la que el Señor tocó muchos corazones, la de los jóvenes que llevaron a cabo la evangelización y la de las más de 120 personas que entraron en la ermita para arrodillarse ante Él y encender una vela.

Desde la Pastora Juvenil damos las gracias especialmente a estos jóvenes generosos y valientes que esa noche fueron LUZ para otros llevándoles el amor de Dios, y gracias a nuestro Obispo Don Jesús, por acompañarnos en la evangelización y animarnos con su presencia a seguir adelante.

Seguimos caminando con los jóvenes de la mano de María, una etapa más de este camino de encuentro con Cristo, que nos llevará hasta la Jornada Mundial de la Juventud el próximo año en Lisboa.

“María se levantó y partió sin demora” y tú, ¿qué vas a hacer?

¡Vamos joven, únete a nosotros, Cristo te espera!

M Castillo Abad. Delegada de la Pastoral Juvenil.

Más información en tf: 616608314 y en dpj@diocesiscoriacaceres.es

GALERÍA

Quizás te pueda interesar

Manos Unidas redefine el voluntariado para darle un nuevo impulso

El 5 de diciembre se conmemora el Día Internacional de los Voluntarios, una fecha que busca resaltar…

Exposición de pintura a favor de Cáritas Diocesana

Cáritas inaugura hoy 1 de diciembre una exposición solidaria cuya autora, Dª María Dolores Sanz Úbeda, donó…

Jóvenes de la diócesis se forman sobre el voluntariado

La Pastoral Juvenil ofreció a los jóvenes de nuestra diócesis una charla formativa sobre cómo ser voluntarios….

Ir arriba