La Amazonia está en llamas. Llamados a custodiar la creación

20190828-amazonas

En el último año, los incendios en Brasil aumentaron en un 84 por ciento. La Amazonia, con su biodiversidad insustituible, con sus tradiciones y culturas indígenas irremplazables, se está convirtiendo en humo.

Los incendios no son completamente accidentales. Los ganaderos han invadido ilegalmente tierras protegidas por comunidades indígenas, provocando incendios para destruir el bosque con el fin de favorecer la expansión de su ganadería. Desde la elección del presidente Jair Bolsonaro, la deforestación ha aumentado en un 40 por ciento.

Recientemente, los intereses agrícolas en la Amazonia brasileña hicieron un «día de fuego», cuando incendiaron la tierra a una escala masiva para despejarla y enviar una señal de apoyo al presidente Bolsonaro.

Desde entonces, Bolsonaro ha dicho, sin evidencia, que las ONG son responsables de los incendios, intentan desacreditar a las ONG ambientalistas y crear proyectos masivos de infraestructura que explotan la Amazonia.

Los obispos de América Latina han emitido un comunicado, diciendo que «esta tragedia. . . no es solo de impacto local, ni siquiera regional, sino de proporciones planetarias».

El mensaje de la «Laudato Si» de que «todo está conectado» resuena alto y claro. Cuando las comunidades indígenas son tratadas cruelmente, la creación sufre.

Todos podemos hacer algo. Por eso, desde nuestra Diócesis te invitamos a participar en el Tiempo para la Creación y su Vigilia el 30 de septiembre en Coria. Recemos para que el amor sanador de Dios venga como un bálsamo a la Amazonia.

Nuestro Señor, venimos ante ti con el corazón roto,

y sabemos que Tu corazón también debe estarlo,

afligido por la pérdida de vidas preciosas

en la Amazonía.

Rezamos para que con Tu misericordia

perdones nuestros estilos de vida,

porque nosotros hemos promovido el consumo desmedido de

de carne, madera y minerales tomados de la Amazonía.

Rogamos que nos perdones.

Y que también perdones:

a los que generan los incendios en la Amazonía,

a los que talan los árboles centenarios

a los que contaminan las aguas

todo esto, lo hacen para satisfacer nuestra hambre.

Padre Nuestro, Tu misericordia es infinita

y Tu poder de redención es incalculable.

Concédenos Tu gracia para cambiar nuestras formas de vida,

y envíanos Tu amor como un bálsamo

para sanar la tierra quemada y a su gente.

En nombre de Tu hijo Jesús, te pedimos. Amén.

Mercedes Expósito, Delegada para el Cuidado de la Creación

Quizás te pueda interesar

Nuevos nombramientos para el Colegio Diocesano José Luis Cotallo

El Obispo de Coria-Cáceres, Monseñor Jesús Pulido ha realizado los siguientes nombramientos con fecha de 28 de…

Jóvenes extremeños peregrinan a Santiago y participarán en la PEJ

La Delegación de la Pastoral Juvenil de Coria-Cáceres ha comenzado este jueves 28 de julio su camino…

Laicos de la Familia Spínola visitan Coria

El 24 de julio se unió a la eucaristía dominical en la parroquia de San Ignacio de…

Ir arriba
X