La Comunidad de la Preciosa Sangre se despide del Padre Ramón

20170110-funeral

El P. Ramón Rodríguez Navas nació el 27 de Mayo de 1946 en la ciudad de Coria. Cursó sus estudios como seminarista en el Colegio San Francisco Javier de Fuente de Cantos, Badajoz, en la Casa del Sol de Cáceres y en Roma. De sus capacidades intelectuales dan buena fe las licencias conseguidas en Filosofía, Universidad Santo Tomás de Aquino, y teología, Pontificia Universidad Gregoriana, obteniendo en la primera de ellas la máxima calificación, – Magna cum laude-.

Realizó el noviciado, previo a su incorporación a la Congregación de los Misioneros de la Preciosa Sangre, en Giano del Umbria, Italia, muy cerquita Asís. Ordenado sacerdote misionero el 12 de Julio de 1970, celebró su primera misa en la tierra que lo vio crecer, Moraleja.

Ejerció el ministerio sacerdotal en Colegio San Francisco Javier durante más de treinta años en el que prestó su servicio a la Congregación como Director titular del centro. Años jóvenes en los que se entregó hasta la extenuación a la formación integral de la juventud. Prácticamente agotado, decidió dedicarse a la pastoral parroquial sirviendo a las parroquias de Guadalcanal en Sevilla y La Fortuna barrio de la población madrileña de Leganés. Luego de unos años, optó por dar riendas sueltas a sus ímpetus misioneros marchando a Perú, de donde regresó como nuevo sirviendo a la Diócesis de Coria- Cáceres durante estos últimos años en la Parroquia de S. Mateo

En septiembre de 2015 le fue detectado un tumor con metástasis múltiple. Desde ese mismo instante se puso en las manos de Dios, acatando serenamente su divina voluntad. Quienes le fueron cercanos son testigos de su firmeza y fortaleza. Fortaleza que le venía de su íntima devoción a la Preciosa Sangre de Jesucristo, con quien se hallaba crucificado. El pasado 9 de Enero fallecía siendo Párroco de San Mateo, Cáceres. El Señor Obispo lo describió señalando tres rasgos de su personalidad: fue un sacerdote muy humilde, fue un misionero y lo fue de la Preciosa Sangre. Descanse en Paz!

Comunidad Misioneros de la Preciosa Sangre

Ir arriba
X