La confirmación un sí a seguir a Cristo. Encuentro de confirmandos y catequistas

20151103-confirmacion

Los jóvenes que durante este curso 2015-16 se van a confirmar y los catequistas que están dando ese curso último antes de la confirmación se congregaron en Coria el 31 de octubre en la Ermita de la Virgen de Argeme de Coria.

Para estos jóvenes, el sacramento supone un paso importante en su vida de fe. Alfredo Solís, de quince años y de Montánchez es uno de los jóvenes que participó en este encuentro, junto a su grupo de confirmación y a su catequista, Castillo Abad. Más de un año de camino, preparándose. «La confirmación es el momento para decir que creo en Dios y que quiero seguir a Cristo» explica el joven. «Yo siempre les pregunto al empezar el grupo por qué creen que soy catequista» añade Castillo Abad. «Mi objetivo es transmitirles la alegría del amor de Dios, hacerles ver que la felicidad es vivir teniendo contigo a Jesús» apostilla la catequista. Parece que con Alfredo, lo ha logrado, para él tener fe es «tener más seguridad, estar más tranquilo, saber que siempre tengo a Alguien conmigo«. él no se siente obligado a confirmarse, está convencido de dar el paso y espera, tras el sacramento, no alejarse de Dios y seguir en los grupos de jóvenes diocesanos -JD.

Seguir a Jesús implica algo más que asistir a misa y es lo que llevó a Castillo a su compromiso como catequista. «Al salir de la Eucaristía cada domingo sentía que necesitaba algo más. El sacerdote pidió ayuda para acompañar a los jóvenes y después de pensármelo decidí decir ‘aquí estoy’. No sabía si iba a ser capaz o si estaba preparada«. No se arrepiente, 5 años después, sabe que acertó: «recibo mucho de los jóvenes, estar con ellos me ha acercado a Dios, me ha permitido conocerle más a través de los chicos«.

En los grupos sinodales, el primer tema es el anuncio del Evangelio y la transmisión de la fe, algo que también reflexionan los JD. «Tenemos un grupo sinodal» explica orgulloso Solís, al preguntarle si sabe lo que es el Sínodo. Las primeras ideas que surgen al hablar de él: caminar con Jesús, que es una propuesta del obispo o que servirá para cambiar la Iglesia. «La iglesia tiene que acercarse más a la gente, que las Eucaristías sean más amenas, que los niños participen…» sentencia.

La delegación de Infancia y Juventud, organizó de este evento con el objetivo de transmitir un mensaje claro: Jesús es el amigo que nunca falla y nuestra fe debe llevarnos a un compromiso.

Ir arriba
X