La cruz que bendijo el futuro beato Juan Pablo II visita la diócesis

?

La conocida como Cruz de los Jóvenes visita la Diócesis de Coria-Cáceres poco después del anuncio de la beatificación del Papa que la entregó para que peregrinase por todas los países donde se iba a celebrar la Jornada Mundial de la Juventud. Junto a la Cruz llegará también el Icono de la Virgen, entregado igualmente por Juan Pablo II como «signo de la presencia materna de María junto a los jóvenes, llamados, como el apóstol san Juan, a acogerla en su vida».

La Cruz y el Icono estarán en la Diócesis del 22 al 28 de enero. Llegará procedente de Mérida el sábado 22 a las 12:00 h. y serán recibidos en el Bombo de la música de Cánovas por las autoridades civiles y religiosas y todos los jóvenes y familias que deseen participar.

En la rueda prensa celebrada el martes 18 de enero, D. Francisco Cerro Chaves, Obispo de la diócesis, destacaba que «es la primera vez que recibimos en la diócesis la visita de la Cruz», además, insistía, «con una novedad muy importante, que esta Cruz la bendijo Juan Pablo II, que va a ser beatificado el 1 de mayo, por lo que esta visita sirve ya también como preparación en la diócesis para esa beatificación». Decía también D. Francisco que es un caso único en la historia de la Iglesia, pues, lo va a beatificar poco tiempo después de haber fallecido «y por el mismo Papa que le conoció», Benedicto XVI.

El Papa Juan Pablo II confió a los jóvenes dos símbolos para que los llevaran consigo en su peregrinación de fe y vida por el mundo.

Los jóvenes recibieron en primer lugar la Cruz, hacia finales de 1984. Está hecha de madera, mide 3,8 metros de alto, 1,75 metros de ancho y pesa 40 kilos. A petición del Papa, esta Cruz se colocó y se mantuvo expuesta junto al altar mayor de la Basílica de San Pedro durante el Año Santo de la Redención, 1984. Eran años de un gran sufrimiento por las dictaduras comunistas en los países del este de Europa, Polonia, la patria de Juan Pablo II entre ellos.

Más adelante, en el 2003, los jóvenes recibieron el Icono de la Virgen María con el Niño Jesús para que les acompañara a ellos y a la Cruz en su viaje. El Icono está pintado sobre una tabla de madera, de 1,18 metros de alto, 79 centímetros de ancho y pesa 15 kilos. Este icono es una copia contemporánea del antiquísimo y muy venerado icono de María «Salus Populi Romani» -«Salvación del Pueblo de Roma».

La Cruz de los Jóvenes es conocida también como la «Cruz del Año Santo», la «Cruz del Jubileo», la «Cruz de la JMJ», la «Cruz peregrina»; muchos la llaman la «Cruz de los jóvenes», porque ha sido entregada a los jóvenes para que la llevasen por todo el mundo, a todos los lugares y en todo tiempo.

Además de los países donde se han ido celebrando las Jornadas Mundiales de la Juventud, esta Cruz y este Icono han anunciado la promesa de la redención y la esperanza de una vida nueva en lugares de muerte, violencia y división a lo largo y ancho del mundo. En 1988 la Cruz entró de modo clandestino detrás del «Telón de Acero», en una dictadura comunista en la que la Iglesia no tenía libertad para manifestar en público su fe en Dios. En el 2002 la Cruz también viajó a la Zona Cero de Nueva York, en el 2004 pasó bajo la Puerta de Brandemburgo de Berlín.

Desde el 2008 está en España, primero visitando las parroquias de Madrid y después recorriendo todas las diócesis. El año pasado, sin embargo, «hizo un alto en el camino para visitar Haití», según dijo D. Fernando Alcázar, vice-delegado de Infancia y Juventud de Coria-Cáceres.

La hermana Carlina, Delegada de Infancia y Juventud, invitó a participar en todos los actos. Especialmente hizo un llamamiento a todos los jóvenes para estar presentes en la recepción de la misma el sábado 22 a las doce de la mañana en Cánovas. «La Cruz, símbolo del dolor, es desde el momento de la resurrección de Jesús, símbolo de vida y salvación», dijo la hermana Carlina, por ello, los primeros en portar la Cruz desde el momento de su recepción, mientras es llevada a la Concatedral, serán los jóvenes con alguna discapacidad.

La Cruz y el Icono visitarán también, entre otros, los hospitales, la Cárcel, los conventos de clausura y las residencias de ancianos. Un momento especial será también el encuentro diocesano de jóvenes que se celebrará en el colegio de las Josefinas en Cáceres durante la jornada del domingo 23 de enero. En él se espera que se den cita más de 500 jóvenes provenientes de toda la diócesis.

En la ciudad de Cáceres ambos signos permanecerán hasta el miércoles 26. Desde ese día y hasta el viernes 28 estará en Coria. El acto final de la visita será un Viacrucis desde la Catedral hasta la ermita de la patrona de Coria y de la diócesis, la Virgen de Argeme. Allí el señor Obispo y la Delegación de Infancia y Juventud entregarán la Cruz y el Icono a la diócesis de Plasencia, donde permanecerá otra semana. La Cruz de los jóvenes completará así, su ciclo por las diócesis extremeñas, ya que a la diócesis de Coria-Cáceres llegará después de haber permanecido una semana en la Archidiócesis de Mérida-Badajoz.

Escucha aquí las declaraciones de los componentes de la mesa:

D. Francisco Cerro Chaves, Obispo

Hna. Carlina Cardona, delegada de Infancia y Juventud

D. Fernando Alcázar, vice-delegado de Infancia y Juventud



Muzicons.com

Quizás te pueda interesar

Este jueves, salida de la peregrinación a Lourdes

Tras el parón por la pandemia, la Hospitalidad Ntra. Sra. de Lourdes de la Diócesis de Coria-Cáceres…

El sacerdote Vicente Rebollo, nuevo obispo de Tarazona

El papa Francisco ha nombrado al sacerdote Vicente Rebollo Mozos obispo de Tarazona. Vicente Rebollo es en la actualidad vicario episcopal para Asuntos…

El Nuncio en España, Mons. Bernardito Auza, visitó la archidiócesis de Mérida Badajoz

De izda. a dcha., Mons. Bernardito Auza, Mons. Celso Morga, Mons. Jesús Pulido y Mons. Ciriaco Benavente…

Ir arriba
X