La familia es un tesoro precioso. Hay que sostenerla y protegerla siempre. La historia de Julio

20201227-familia

El Papa Francisco, en la celebración de la Jornada de la Sagrada Familia, del año pasado, explica que José y María «se solidarizan con todas las familias del mundo obligadas al exilio; con todos los forzados a abandonar la propia tierra a causa de la represión, la violencia o la guerra».

Este año, la pandemia ha marcado la vida de todos y por supuesto, la vida familiar. Son nuestros mayores, «un tesoro que no podemos arrebatarles a las nuevas generaciones» -papa Benedicto XVI los que más se han visto afectados por la enfermedad.

En este tiempo incierto, hemos querido contar la historia de una de tantas familias de la diócesis. En este caso, la que forman Julio con sus dos hijos Luciano y Ainhoa y el abuelo Julio. En el mismo hogar también está la tía Anillys. Esta familia, procedente de Venezuela, ha acudido a Cáritas Diocesana, como solicitante de protección internacional.

Una familia de tantas, como la tuya o la mía, con necesidades, miedos, anhelos y esperanzas. Una familia llena de amor y sueños para el 2021.

La historia de Julio y su familia

En este hogar viven 5 personas. Julio, con 41 años de edad y con dos menores a su cargo, sus hijos, Luciano y Ainhoa de 8 y 4 años. Su padre, Julio, de 63 años y su hermana Anillys de 36 años. Todos viajaron en julio de 2019 a España. «La razón por la que dejamos nuestro país fue por huir de la situación de allí en la que no teníamos ningún tipo de seguridad y para tener unas mejores condiciones de vida», explica el padre de familia.

Los pequeños están escolarizados y los adultos de la familia están actualmente desempleados y perciben la Renta Garantizada Extremeña.

Al preguntarle a Julio cómo han vivido como familia este tiempo de pandemia, nos responde que les ha ayudado a «unirse mucho más y luchar juntos«. Como a todas las familias, también ha habido momentos difíciles: «Lo más difícil durante este tiempo ha sido en la época de confinamiento, donde teníamos muy poco espacio en casa para todas las personas que estábamos. Además de los que vivimos ahora, también vivía una hermana más y su hija pequeña. éramos en total 7 personas para un espacio muy reducido». A parte de las incomodidades del espacio, el miedo se hizo presente: «Hemos tenido miedo a lo que pudiese pasar, el no estar en nuestro país y toda la incertidumbre que teníamos con lo que estaba ocurriendo». Pero a pesar de todas las dificultades, también ha habido cosas positivas: «El que todos permaneciéramos unidos ha favorecido la unión familiar. Tener más tiempo para estar juntos, comunicarnos más y apoyarnos entre todos».

Para todas las familias, el confinamiento fue una especia de «prueba», llena de dificultades pero también de momentos inolvidables, con la posibilidad de pasar más tiempo juntos, recuperar lazos, y conocer mejor a la familia, para la que a veces la rutina del día a día no nos deja el tiempo suficiente. Y eso, a pesar de que la familia, es una de las instituciones más valoradas en España. También lo es para Julio: «Para nosotros la familia es lo más grande, es el motor, lo máximo y la fuente de lucha para hacer todo lo que hacemos en esta vida».

Aprovechando que el lema de la Jornada de la Sagrada Familia 2020, que se celebra este domingo 27 de diciembre es «Los ancianos, tesoro de la Iglesia y la sociedad» le preguntamos por su opinión sobre los abuelos. Es contundente: «Los abuelos son los seres que nos han hecho crecer, un gran apoyo y los que debemos agradecer cómo somos».

Julio se siente orgulloso de su familia. Se aprecia en sus respuestas: «Lo mejor de mi familia es que no nos rendimos, que estamos luchando para comenzar un nuevo futuro que estamos comenzando aquí y lo más importante que podemos estar juntos y unidos».

La situación de Julio y su familia es complicada por varias circunstancias, que no han sido elegidas, sino sobrevenidas. Aceptarlas y luchar por seguir adelante son su bandera.

Le preguntamos cómo podría mejorar la situación de la familia y él nos responde sinceramente que le gustaría tener autonomía: «Lo que haría que mejorara nuestra situación familiar es poder tener un empleo que nos permita mantenernos en este país de la manera más digna posible y no depender de ningún tipo de prestación ni ayuda social».

Estamos a un paso de comenzar el 2021, y la familia de Julio, como todas, tiene su particular lista de deseos. Con la pandemia como protagonista, no podía ser de otra manera: «Nuestro mayor deseo en estos momentos en que en el 2021 se acabe esta pandemia y podamos volver a estar seguros en la calle. Para que este deseo se haga realidad tenemos mucha esperanza».

Cáritas y la familia de Julio

Esta familia recibió acogida desde la Cáritas parroquial de San Juan Macías en Cáceres. Allí, además de cubrir las necesidades básicas que en ese momento tenían, se les realizó un acompañamiento y se les derivó al Programa de Familia donde se ha trabajado el desarrollo integral de cada uno de los miembros.

Han participado en talleres de familia, recibido asesoramiento desde el Programa de Inmigrantes sobre su documentación administrativa, gestión de tarjetas sanitarias; y, una vez que su documentación se lo permitió, desde el Programa de Empleo se ha apoyado la búsqueda activa de empleo tanto de Julio como a sus hermanas.

Julio actualmente está realizando un curso de Hostelería desde el programa de Empleo, porque es fundamental la formación para poder encontrar un trabajo digno, que le permita una mayor autonomía. La familia actualmente sigue siendo atendida y acompañada por la Cáritas Parroquial de Guadalupe.

«Todo el trabajo que se ha realizado con ellos desde Cáritas ha sido desde la cercanía, la escucha y el respeto. Es difícil explicar todos los inconvenientes y dificultades por las que ha pasado Julio y su familia, pero los han ido superando gracias a su esperanza, su fe, entusiasmo y su gran capacidad de superación.», cuenta Laura Campos, técnico responsable del Programa de Familia.

Quizás te pueda interesar

Reunión del Patronato de la Fundación Centro de Santa Bárbara/Proyecto Hombre Extremadura

Este jueves 22 de septiembre tuvo lugar la reunión del Patronato de la Fundación Centro de Santa…

Visita al arciprestazgo de Granadilla para presentar el Domund

En el momento de su partida, antes de su ascensión al cielo, Jesús encomienda a sus discípulos…

Francisco Neila publica la segunda parte de su libro «Raíces»

El sacerdote D. Francisco Neila Sánchez, colaborador durante muchos años del Semanario Iglesia en Coria-Cáceres con su…

Ir arriba
X