La libertad religiosa en el mundo cada vez más amenazada

20101203-libertad

El «Informe 2010 sobre la libertad religiosa en el mundo» revela que aún queda mucho para que el ser humano pueda vivir su credo sin dificultad. La organización Ayuda a la Iglesia Necesitada presentó el miércoles 24 de noviembre en Roma este informe, que contiene una radiografía de la situación religiosa en 194 países.

Aunque, por las informaciones que llegan a través de los medios de comunicación, se puede llegar a pensar que sólo existen problemas en algunos países islámicos, donde cualquier otra confesión religiosa es perseguida, también se sufren restricciones en otros países.

Por continentes, se puede decir que en América no se han manifestado problemas significativos en el norte. Sin embargo, en algunos países del sur la actitud de los gobiernos es hostil hacia la Iglesia católica. Es el caso de Bolivia, Nicaragua o Venezuela. En otros se han producido asesinatos de sacerdotes, como es el caso de Brasil o de Colombia, donde la guerrilla de las FARC ha matado a cinco religiosos. También en Méjico los narcotraficantes han asesinado a dos sacerdotes, dos seminaristas y algunos miembros de una comunidad mormona por su labor educativa entre los jóvenes. Cuba, que sigue con su legislación represiva, ha mostrado, sin embargo, señales de apertura, permitiendo la celebración de servicios religiosos anteriormente prohibidos.

La realidad africana es compleja. Por un lado están los países del norte, con una mayoría musulmana, donde se presentan problemas provocados por la unidad entre religión y política. Incluso aquéllos regímenes con constituciones laicas, como Argelia, Túnez, Libia y Siria se ven presionados por los grupos islámicos que en ocasiones impulsan legislaciones restrictivas. En Egipto, la mayoría musulmana es hostil y violenta hacia los cristianos coptos. En Israel los cristianos de origen árabe también tienen dificultades con sus visados, mientras que en Gaza, controlada por Hamas, sufren persecución explícita. Clamoroso es el caso de Iraq, donde las comunidades cristianas están sometidas a ataques terroristas sistemáticos.

Por su tolerancia y posibilidad de convivencia entre las religiones, aun siendo países con constituciones oficialmente islámicas, destacan Bahrain, Qatar y Omán. Kuwait y los Emiratos árabes Unidos poseen incluso embajadas ante la Santa Sede. Sin embargo, Arabia Saudí y Yemen impiden cualquier manifestación o práctica religiosa que no sea islámica.

Cualquier práctica religiosa no islámica se prohíbe también en algunos países de la zona central y meridional de áfrica, como Eritrea, las islas Comoras, Mauritania, Somalia o el norte de Sudán. Curiosamente, en el sur de Sudán la legislación garantiza la laicidad del estado y permite la libertad religiosa.

Problemas e intolerancia social en cuestión religiosa también se producen en Botsuana, Etiopía y Nigeria, donde algunos estados han introducido la Sharía en su legislación.

En el continente asiático existen graves problemas en Pakistán donde, a pesar de declararse país laico, su ley contra la blasfemia al Corán o al profeta Mahoma ha provocado casi mil víctimas en los últimos quince años, la mayoría musulmanes, pero también 120 cristianos, 14 hindúes y 10 miembros de otras religiones. Esta ley, en realidad, es «la excusa para llevar a cabo ataques, venganzas personales o asesinatos extrajudiciales».

La India sigue siendo testigo de fuertes recrudecimientos de la violencia de inspiración religiosa y étnica. Se han producido asesinatos de miembros de comunidades no hindúes y en algunos estados siguen existiendo leyes «anticonversión».

Mención especial merecen los países con regímenes comunistas. En China parece que las olimpiadas del 2008 han favorecido la llegada de un poco de libertad religiosa y el año pasado se autorizó legalmente la ordenación de dos obispos, pero lo cierto es que «todas las religiones han denunciado numerosos episodios de represión administrativa y arrestos». Con todo la República Democrática Popular de Corea se lleva la palma: «el Estado se ha declarado oficialmente ateo y se reprime cualquier forma de expresión religiosa, lo que conduce a arrestos y detenciones en campos de concentración».

Por lo que respecta a Europa, se dan situaciones complicadas en aquellos países donde el laicismo es más fuerte, como Francia o Bélgica, y en aquellos donde la pluriconfesionalidad ha provocado leyes que ponen en desventaja a la mayoría cristiana, caso de Holanda y Reino Unido.

En algunos países que estuvieron bajo el régimen comunista antes de 1989 aún hoy se observan trabas legales y comportamientos propios de una mentalidad hostil al fenómeno religioso en sí mismo.

Por último, el informe constata en Turquía un aumento de los actos de violencia y la imposibilidad de los turcos para convertirse abiertamente. Incluso «la Comisión para la Libertad Religiosa de la Unión Europea celebró una reunión en Venecia en marzo de 2010 y adoptó una resolución en la que instaba a Turquía a reconocer legalmente a las minorías religiosas, algo que actualmente no hacen».

Redacción/Zenit

Quizás te pueda interesar

Encuentro de formación de las cáritas arciprestales de Montehermoso

Treinta voluntarios de las diferentes Cáritas parroquiales del Arciprestazgo de Montehermoso se reunieron para recibir formación, por…

Peregrinación de Catequistas a la Ermita de la Virgen del Ara

El delegado de catequesis, Roberto Rubio, ha remitido una carta a los catequistas, recordándoles que a final…

I Jornadas de puertas abiertas sobre Nutrición y Ejercicio

La Residencia San Nicolás de Bari de Coria acogerá las primeras jornadas de puertas abiertas sobre nutrición…

Ir arriba
X