La Residencia de Mayores de Membrío recibe una donación del CEIP Moctezuma de Cáceres

20170628-ceipmoctezuma

Hoy ha sido un día especial para Estrella, Nagora, Rubén, Diego, Sara y Marcos del C.E.I.P. Moctezuma de Cáceres. Estos 6 niños, acompañados de sus profesoras Carolina, Asun y Carmen, forman parte de las cooperativas Junior Emprende, y han representado a sus compañeros en un proyecto estrella: ayudar a los que más lo necesitan.

Este proyecto Junior Emprende cuentan con seis cooperativas, tres en sexto curso del centro cacereños, que ya participaron en la edición anterior -y por tanto este es su segundo año, y tres en quinto que han «debutado» este curso.

A lo largo del año desarrollan muchas actividades enfocadas a fomentar la creatividad, la cooperación, la responsabilidad y por supuesto el espíritu emprendedor. Realizan actividades, fabrican objetos, realizan un mercadillo…. De todos los fondos que obtienen destinan una parte al viaje de fin de curso y otra a un fin social.

Este año han elegido dar su granito de arena a la residencia de mayores de Membrío «San Rafael» de nuestra diócesis de Coria-Cáceres. Los niños han comprado esta mañana en un supermercado de la ciudad de Cáceres los alimentos que han solicitado desde la residencia, ajustados a sus necesidades actuales: leche, galletas, cacao, fideos, zumos de tomate… productos de larga caducidad para el consumo. En total 364 euros transformados en alimentos.

«Estamos muy contentos de poder ayudar», decían los niños al director de la residencia, Leonado Galán, quien contaba que los chicos estaban satisfechos por saber a qué fin va destinado, a los «abuelos». La residencia tiene muchas necesidades económicas, y que permite a sus residentes no tener que salir de su población, de sus raíces, de su historia personal, de sus familias.

En esta residencia se nota mucho el trato humano, «la residencia forma parte del pueblo, y valora mucho la labor de la diócesis con los mayores, que por su salud o circunstancias tienen que salir de su casa pero no de su pueblo», añade Leonardo Galán. Las necesidades actuales de la Residencia San Rafael de Membrío son principalmente económicas, debido a que sólo se cubren los gastos. Allí son como una gran familia, pues trabajadores y usuarios son de la propia localidad. «Es la gran empresa del pueblo», cuenta el director Leonardo Galán. Una empresa con corazón misericordioso.

La residencia de San Rafael de Membrío agradece el gesto de estos estudiantes y su comunidad educativa y les motiva a seguir trabajando su solidaridad, creatividad y cooperación.

Quizás te pueda interesar

¡Que llueva la paz!

El sábado 17 de diciembre tendrá lugar la XXI Marcha por la Paz en el Paseo de Cánovas, en Cáceres, saliendo a las…

Jesús Pedro Rodríguez, nuevo diácono permanente

La diócesis cuenta desde el 8 de diciembre, solemnidad de la Inmaculada Concepción de María, con un…

La solidaridad del taller misionero de San José, Santiago y Manos Unidas

El Taller Misionero de las parroquias de Santiago y San José, de Cáceres, ha abierto su puesto…

Ir arriba