Las apostólicas se despiden de Moraleja

SAMSUNG CAMERA PICTURES

La vida se vive hacia adelante, pero se comprende hacia atrás. -Soren Kierkegaard

La fraternidad del arciprestazgo de Coria se reunió el pasado jueves en el hermoso paraje del Pantano del Borbollón para clausurar el curso pastoral y para agradecer y despedir a la comunidad de las Apostólicas de Moraleja.
En este encuentro fraterno, compartimos mesa, bendiciones, vida, experiencias y recuerdos. ¡Qué bueno es Dios que nos regala hermanas, y testimonios de entrega y generosidad, que nos alientan en la tarea de sembrar el Reino!
«Por mí, que no quede» es la frase que hemos memorizado de su fundadora Luz Casanova. Por nosotros que no quede, nuestro agradecimiento a la Congregación, a la comunidad actual, y a las hermanas apostólicas que han sembrado en Moraleja, Vegaviana y tantos lugares de nuestra tierra y el de toda la Iglesia Diocesana.

Ignacio Lajas Obregón

Ir arriba
X