Las misioneras de Santa Teresa de Lisieux celebraron en Coria a su patrona

«SENCILLEZ Y PERFECCIóN EN LAS COSAS PEQUEñAS»

El sábado uno de Octubre las misioneras de Santa Teresa de Lisieux, de Coria, junto con todos los residentes mayores y trabajadores de la misma, que habían preparado con mucho cariño esta jornada, celebraron a su Patrona, acompañados de un buen número de personas que quisimos estar a su lado en ese día.

En la celebración de la Eucaristía, presidida por el capellán de la residencia, Don Plácido Carrión García y concelebrada por varios sacerdotes, resaltaba en la homilía, por parte de esta religiosa, el estar siempre dispuesta a cumplir la voluntad de Dios: «Que se cumpla en mi perfectamente tu voluntad» hasta tal punto, que pulsaba la Sagrada Escritura para ver qué le decía el Señor. «Mi tarea es no ocuparme de mi misma» Resaltando la juventud y pequeñez de la santa, invita a que nos hagamos como niños, tal como aparece en el evangelio: «Si nos os hacéis como niños…»

Sor Leticia, superiora de la comunidad de religiosas y al frente de la casa, se sentía contenta y agradecida por la presencia del numeroso grupo de personas asistentes y mostraba el cariño con el que todos los mayores habían preparado este día y de qué manera, se había venido celebrando la novena en honor a Santa Teresita.

Terminaba nuestra presencia con una buena comida, compartida con los mayores acogidos, servida con mucho cariño por los trabajadores de la casa y amenizada por un buen coro de la ciudad de Coria que vinieron con instrumentos musicales a agradarnos a todos. Estos días nos hacen acercarnos más los unos a los otros y sentir más los problemas y necesidades de cada persona. ¡Gracias, hermanas!

Román Fernández Martín

Ir arriba
X