Los obispos extremeños invitan a los jóvenes a la Peregrinación Regional a Guadalupe

20160414-pereg

Es posible que sea la primera vez que llega a vuestras manos una carta firmada por tres Obispos. La ocasión lo requiere.

Estamos inmersos en la corriente de Misericordia de la que el Papa Francisco nos está ayudando a tomar conciencia. Que Dios es misericordia no es algo que hayamos descubierto ahora, Jesús ya nos lo dijo con sus palabras, con sus gestos, con su vida… él es el rostro de la Misericordia del Padre, «no se limita a afirmar su amor, sino que lo hace visible y tangible. El amor, después de todo, nunca podrá ser una palabra abstracta. Por su misma naturaleza es vida concreta: intenciones, actitudes, comportamientos que se verifican en el vivir cotidiano. La misericordia de Dios es su responsabilidad por nosotros. él se siente responsable, es decir, desea nuestro bien y quiere vernos felices, colmados de alegría y serenos».[1]

Podríamos decir, parafraseando este párrafo de la Bula por la que el Papa nos convocaba al Jubileo de la Misericordia, que cada uno de nosotros somos también responsables del bien y la felicidad, de la alegría y la serenidad que colma la vida y el corazón de aquellos que nos rodean y de su crecimiento en la fe. Responsables porque somos Iglesia, porque todos formamos parte de este único Cuerpo que es Cristo.

Nuestra mirada se detiene hoy en los jóvenes de nuestra Provincia Eclesiástica. A ellos va especialmente destinada esta invitación. Como Obispos de las tres Diócesis extremeñas, queremos peregrinar con vosotros a Guadalupe, al encuentro de la Madre de la Misericordia.

La peregrinación tendrá lugar el próximo día 23 de abril de 2016. Nos daremos cita en la Ermita del Humilladero y desde allí, como Iglesia peregrina, caminaremos todos juntos hasta llegar a la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe. Nuestras Delegaciones y Secretariado de Pastoral Juvenil están ya trabajando para que pueda ser una experiencia única, un momento de encuentro con el Señor y con la Madre, una oportunidad más de abrir el corazón y dejarnos tocar por la misericordia y la ternura de Dios.

Queridos sacerdotes, contamos con vuestra presencia. Los jóvenes necesitan poder llegar hasta nosotros para confesar y recibir la absolución -misión que nadie puede hacer por nosotros. Queridos consagrados, vuestra presencia es fundamental entre los jóvenes. Queridos laicos, responsables de movimientos, grupos, catequistas, profesores de Religión… los jóvenes quieren caminar con todos nosotros, necesitan personas que sean referencia en sus vidas, necesitan vidas que les hablen de Jesucristo y sean indicadores en el camino que recorren cada día.

Merecen la pena los esfuerzos que podamos hacer para motivar y participar en esta peregrinación. Nos encomendamos desde ya a la Virgen de Guadalupe. En sus manos ponemos todos nuestros proyectos.

Os esperamos a todos.

Recibid nuestra bendición y el deseo de encontrarnos pronto en el camino.

Abril de 2016

CELSO MORGA IRUZUBIETA, Arzobispo de Mérida-Badajoz

AMADEO RODRíGUEZ MAGRO, Obispo de Plasencia

FRANCISCO CERRO CHAVES, Obispo de Coria-Cáceres


[1]Papa Francisco, Bula de convocación del Jubileo extraordinario de la Misericordia, n. 9.

Autorización

Ficha inscripción

Horario

Quizás te pueda interesar

La Diócesis contará con un nuevo diácono permanente

El próximo jueves, 8 de diciembre, solemnidad de la Inmaculada Concepción de María, a las 18:30 horas,…

Los grupos de jóvenes cofrades se reúnen por primera vez

El pasado día 20 de noviembre, Solemnidad de Cristo Rey, se celebró el I Encuentro de Grupos…

9 días 9 necesidades. Novena de la Inmaculada en Torrejoncillo

Un año más, cáritas parroquial de Torrejoncillo celebra su campaña «9 días 9 necesidades», durante el novenario de…

Ir arriba