MANIFIESTO JORNADA DE LA VIDA 2012

AMAR LA VIDA, TODA LA VIDA


Queridos amigos: por primera vez, en este año jubilar, nos reunimos en Coria para celebrar la vida enviando al cielo nuestras mil razones para vivir.

Queremos manifestar:


1º. Que toda vida humana es una buena noticia, es una semilla llena de esperanza, promesas e ilusiones.


2º. Que todos los seres humanos son iguales en el derecho a la vida, en todas las fases de su desarrollo, desde que son engendrados hasta su muerte natural. Cada hombre y cada mujer han de ser tratados como personas, se han de tutelar sus derechos y nunca pueden ser tratados como cosas de las que se pueden disponer.


3º. Todo hombre y mujer son imagen de Dios, han sido creados por Dios y están llamados a la vida eterna en plenitud. Este es el fundamento último del carácter sagrado y de la inviolabilidad de toda vida humana, por eso rechazamos de un modo absoluto la eliminación directa y voluntaria de la vida humana tanto en su inicio -aborto como en su final -eutanasia.


4º. Estamos convencidos de que el amor a toda vida humana y el cuidado de cada persona es el fundamento para promover una cultura a favor de la familia y de la vida. Es el modo de imponerse ante la cultura de la muerte y evitar nuevas leyes que agredan la vida humana, bajo el pretexto de un falso progreso.


5º. Creemos fundamental que se pongan los medios, por parte de las instituciones políticas y sociales, para ayudar a las madres con problemas para que puedan llevar a feliz término sus embarazos. Es necesario elaborar políticas familiares justas que favorezcan la institución familiar, y promover leyes que ayuden al desarrollo de una cultura de la vida para crecer en humanidad.


6º. Queremos terminar dando gracias a Dios por la vida y porque algo está cambiando: la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que considera a todo óvulo humano a partir de la fecundación «embrión humano», la resolución de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa condenando la selección prenatal del sexo y la resolución del Consejo de Europa donde se dictamina que la eutanasia ha de ser prohibida siempre y, en caso de duda, prolongar la vida humana, así lo ponen de manifiesto . Pedimos a las autoridades españolas que apliquen estas normas en las leyes en vigor. Estamos llenos de esperanza, y esa esperanza se refleja hoy en las razones por la vida que van a subir al cielo con los globos: toda vida humana es un don, es una fuente de alegría, toda vida humana tiene el derecho a ser protegida y cuidada. Pedimos a la Virgen María, bajo la advocación de Argeme, Patrona de nuestra de Coria y de nuestra Diócesis, que interceda por nosotros para que siempre amemos y sirvamos a toda vida humana. Gracias por vuestra asistencia.


Ramón Piñero Mariño

Delegado Episcopal de Familia y Vida

Quizás te pueda interesar

Encuentro de formación de las cáritas arciprestales de Montehermoso

Treinta voluntarios de las diferentes Cáritas parroquiales del Arciprestazgo de Montehermoso se reunieron para recibir formación, por…

Peregrinación de Catequistas a la Ermita de la Virgen del Ara

El delegado de catequesis, Roberto Rubio, ha remitido una carta a los catequistas, recordándoles que a final…

I Jornadas de puertas abiertas sobre Nutrición y Ejercicio

La Residencia San Nicolás de Bari de Coria acogerá las primeras jornadas de puertas abiertas sobre nutrición…

Ir arriba
X