Mensaje de Pascua del Administrador Diocesano

20200411-vigilia-pascual

Queridos diocesanos:

«El primer día de la semana, de madrugada, las mujeres fueron al sepulcro llevando los aromas que habían preparado. Encontraron corrida la piedra del sepulcro. Y, entrando, no encontraron el cuerpo del Señor Jesús» -Lc 24, 1-3. Con esta sobriedad el evangelista San Lucas nos narra lo que Jesús predijo: «Después de tres días resucitaré» -Cf. Mt 9, 31.

En esta mañana de Pascua quiero dirigirme a todos vosotros para desearos de corazón una feliz Pascua de Resurrección al celebrar la victoria de Cristo sobre la muerte. En estos días de confinamiento y ante la situación de crisis sanitaria, os invito a la esperanza más que nunca, «pues los que esperan en ti no quedan defraudados» -Sal 25, 3.

Jesucristo ha resucitado y nosotros somos testigos de esta esperanza y debemos pregonarlo, aun con lágrimas en los ojos por la situación que estamos viviendo. «Dios, -escribió San Agustín- siendo supremamente bueno, no permitiría jamás que cualquier mal existiera en sus obras, si no fuera lo suficientemente poderoso y bueno, para sacar del mal mismo el bien». En la celebración de la Pasión del Señor decía el predicador de la Casa Pontificia: «¡Dios es aliado nuestro, no del virus!, y el que lloró por la muerte de Lázaro llora hoy por el flagelo que ha caído sobre la humanidad» -P. Raniero Cantalamessa.

El Papa Francisco nos ha advertido: «¡No desperdicien estos días difíciles!». Ayudemos a los demás creando un clima de paz y humanidad con detalles pequeños de servicio, llevando la esperanza a quienes viven el drama de la enfermedad, de la muerte de sus seres queridos, de la pobreza por causa de esta crisis económica… Así como Cristo, al anochecer de aquel día, se hizo presente cuando los discípulos estaban en casa con las puertas cerradas, hagamos nosotros llegar a tantos hogares la paz que Cristo nos ha traído con su Resurrección: «Tengo proyectos de paz, no de aflicción», nos dice él mismo en la Sagrada Escritura -Jr 29, 11.

Queridos amigos seamos, hoy y siempre, sembradores de paz y de alegría, en medio de tanto dolor, porque «era verdad, ha resucitado el Señor y se ha aparecido a Simón» -Jn 24, 34.

¡Feliz Pascua de Resurrección!

En Cáceres, 12 de abril de 2020

Diego Zambrano López

Administrador Diocesano.

Quizás te pueda interesar

Nombramientos Diocesanos del mes de septiembre

El Obispo de Coria-Cáceres, Monseñor Jesús Pulido, para proporcionar la mejor atención pastoral de la diócesis, ha…

Manifiesto de la iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente para la Jornada Mundial por el Trabajo Decente de 2022

Un año más, las organizaciones que formamos la iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente (ITD) convocamos a la…

Apertura de Curso en el Seminario y Centro Académicos de la Diócesis

El Seminario Diocesano y los Centros Académicos Diocesanos dieron comienzo a un nuevo curso el viernes 30…

Ir arriba
X