Mensaje del Administrador Diocesano: Bienvenido al que viene en nombre del Señor

20200301-diegozambrano

Queridos diocesanos:

Con inmensa alegría me dirijo a todos vosotros para anunciar que el Santo Padre, a fin de proveer al gobierno pastoral de esta diócesis de Coria-Cáceres, se ha dignado nombrar Obispo de la misma al Rvdo. Jesús Pulido Arriero, quien, en la actualidad, en el seno de la Conferencia Episcopal Española, es Secretario de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe y Director de la editorial Biblioteca de Autores Cristianos -BAC. Damos gracias a Dios, que nunca abandona a su rebaño, por el regalo de este nuevo Pastor que hará el número ciento diecinueve de los sucesores de los Apóstoles en esta milenaria Iglesia particular. «¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!».

Desde que el 29 de febrero de 2020 quedó vacante esta sede episcopal, hemos rezado al Señor para que enviase a nuestra Iglesia local un nuevo Obispo y Pastor que nos apaciente «con ciencia y experiencia». En algunos de mis escritos semanales os he dicho que teníamos que prepararle, con nuestra oración y con nuestro cariño, un pueblo bien dispuesto, y que nuestras comunidades cristianas se dispusieran a recibirlo como a un padre, un maestro y un hermano, porque debemos ver en él «un signo del Señor Jesús, Pastor y Esposo, Maestro y Pontífice de la Iglesia» -San Juan Pablo II, Pastores gregis, 7.

Con la llegada de Don Jesús la sucesión apostólica continuará en nuestra diócesis. Cristo Jesús «el Buen Pastor no abandona nunca a su rebaño, sino que lo custodia y lo protege mediante aquellos que, en virtud de su participación en su vida y misión, desarrollando de manera eminente y visible el papel de maestros, pastores y sacerdotes, actúan en su nombre en el ejercicio de las funciones que comporta el ministerio pastoral y son constituidos como vicarios y embajadores suyos» -Ibíd., 6.

Con gozo recibimos al nuevo Obispo, y al darle la bienvenida, le tendemos nuestras manos y nuestro corazón, para ayudarle a desarrollar su ministerio con fortaleza y humildad, y para que el Señor lo sostenga cada día en la determinación de gastar su vida en favor de este pueblo que se le ha encomendado.

Quiero aprovechar este escrito para dar las gracias a todos por vuestra comprensión, ayuda y paciencia durante todos estos meses de sede vacante. Ahora podría decirse también «conviene que él crezca y yo disminuya». Sigamos confiando en el Señor, y pongamos bajo la protección de la Santísima Virgen y de san Pedro de Alcántara, en el IV centenario de su Beatificación, la vida, el ministerio y la persona de nuestro querido Don Jesús.

En Cáceres, 7 de diciembre de 2021.

Diego Zambrano López

Administrador Diocesano

Quizás te pueda interesar

Ven a sanar la herida del duelo

En abril, se anunció la apertura de una pastoral del duelo en nuestra diócesis. La Delegación de…

Nombramientos diocesanos para el próximo curso

El Obispo de Coria-Cáceres, Monseñor Jesús Pulido, para proporcionar la mejor atención pastoral de la diócesis, ha…

Solemnidad de Santiago Apóstol

El obispo de Coria-Cáceres, Mons. Pulido Arriero, ha hecho público un decreto con fecha de 5 de…

Scroll al inicio