Nos dejó para ir a la casa del Padre

20110122-marcelino

«A mí que me entierren en Torremocha», decía Marcelino, era su deseo, ahora cumplido.

Un entierro multitudinario presidido por el Obispo, D. Francisco Cerro, despedía el miércoles 13 en Torremocha al que fue su párroco durante 20 años, aunque desde 1998 fue nombrado párroco del Espíritu Santo de Cáceres. Marcelino Marchena González, sacerdote de 71 años, tras luchar durante mucho tiempo contra la enfermedad, partía para la casa del Padre el martes 12 de enero de 2011. Marcelino dedicó su vida a las parroquias de la diócesis y en los últimos años, comprendiendo desde su propia enfermedad, el sufrimiento humano, atendía espiritualmente la Hospitalidad de Lourdes y los Hermanos de la Cruz Blanca.

D. Marcelino Marchena González

Nace el 12 de septiembre de 1939 en Brozas -Cáceres

Fue ordenado Sacerdote en julio 1960

Fue párroco de Abadía y la Granja durante 18 años

En 1978 fue nombrado párroco de Torremocha y Botija.

En 1998 fue nombrado párroco de la parroquia del Espíritu Santo de Cáceres.

Durante su estancia en Cáceres se hizo cargo de la atención espiritual de los Hermanos de la Cruz Blanca y de la Hospitalidad de Nuestra Señora de Lourdes.

Descanse en paz este sacerdote humilde y sencillo de nuestra Diócesis que ha sido recibido en la casa del Padre el día 18 de este Marcelino Marchena Gonzálezmes de enero.

Fdo. Hna. Mª Lilia
Misioneras Eucarísticas de Nazaret.

Quizás te pueda interesar

Ven a sanar la herida del duelo

En abril, se anunció la apertura de una pastoral del duelo en nuestra diócesis. La Delegación de…

Nombramientos diocesanos para el próximo curso

El Obispo de Coria-Cáceres, Monseñor Jesús Pulido, para proporcionar la mejor atención pastoral de la diócesis, ha…

Solemnidad de Santiago Apóstol

El obispo de Coria-Cáceres, Mons. Pulido Arriero, ha hecho público un decreto con fecha de 5 de…

Scroll al inicio