P. Isidro Asensio 60 años de sacerdote

Es difícil expresar en este artículo sesenta años de vida sacerdotal, su vida llena de apostolado: párroco, profesor de Filosofía en el colegio Diocesano, subdirector del mismo, cura obrero en Suecia, Alemania y Suiza; como miembro en la Renovación Carismática Católica en el Espíritu; predicador en Sudamérica, América central y el Colorado, en Europa, Alemania, Francia, Italia y Bosnia, y en Asia, en el Nepal.

El día 22 de septiembre celebró una gran fiesta invitando a todos los del pueblo de Acebo y muchos amigos que vinieron tanto desde España como desde el extranjero, primero con una misa presidida por don Francisco Cerro en la que su palabra ungida y profunda tocó nuestros corazones, siendo la misa multitudinaria, y la participación en la posterior comida gratis donde degustaron la paella y el hornazo más de 300 personas.

Cómo resumir la vida de este sacerdote tan llena lo he encontrado en un pequeño poema:

Y QUISO DIOS QUE YO FUERA,

CUAL AROMA DE VIOLETAS,

LLENO DE AMOR Y PROMESAS.

óscar Jesús García Pérez

Ir arriba
X